resumen

Andrés Suquisupa Ortega, 1C Derecho Lenguaje Instrumental Priscila Verdugo Cárdenas 29 de octubre del 2015 Hacia una Democracia para la Ciudadanía Por José Gonzalo Bonilla consultor de ESQUEL, referente a la constitución de 1997, es decir, la decimonovena Constitución del Estado Ecuatoriana, referente a la reforma constitucional del 98 en materia de educación democrática, lo cual acarrea a dos debates; La primera, de que si la asamblea puede constituirse en una clonacion del Congreso en funciones, o bien puede generar un cambio en el ejercicio democrático del E-stado y de la sociedad

Wp iew next pase civil. La segunda sigui OF6 cambio de paradigm e , de una democracia p iciDat• La constitución actua representativo, respo mbiana, esperar un resentativa hacia el ia no es «electivo, práctica democrática representativa de los ciudadanos se limita a la participación electoral, de ahí la necesidad de construir una democracia directa donde los ciudadanos y las organizaciones sociales puedan participar en la solución de problemas locales y nacionales, pero como dice Antonio de Rochefoucault, «el hombre promete según sus intenciones, pero actúa según sus necesidades».

Parafraseando podemos afirmar que los candidatos en campañas, para seducir a los votantes, ofrecen solucionar los diferentes problemas, sin explicar de manera realista los medios que utilizara.

Una vez conquistado el poder, las promesas se desvanecen y esto crea escepticismo y desconfianza en el sistema político y en cualquier práctica de construcción democrática, por lo ta tanto, hace falta que el corpus constitucional vaya acompañado de un plan educativo de formación de una conciencia social y política, de esta manera es vital que los próximos refunden la democracia a partir de la creación de nuevos enguajes, modelos y estilos que apunten a la consolidación de una sociedad más abierta, más solidaria e informada, trabajando por la constitución y fortalecimiento de un nuevo paradigma democrático.

El papel de la educación. Juega un papel preponderante en la formación de nuevas prácticas ciudadanas, es decir, que es necesario establecer reformas constitucionales en lo atinente al ámbito educativo, en el documento constitucional y reglamentos respectivos, hasta la normatividad institucional, que deben regir dentro de los centros escolares. Pero fundamentalmente iniciar un rograma de educación para la democracia, de formación de conciencias ciudadanas y que se extienda desde la escuela hacia la comunidad.

A pesar que la niñez y a juventud desempeña una importante actoría social, en el Ecuador, su participación es aun débil, demostrado asi en la escasa organización escolar y en colectivos infantiles y juveniles, que le permita reflexionar sobre su problemática particular y que viabilice una propuesta propia desde este sector hacia el Estado y la sociedad civil, ya que, la escuela en el Ecuador no propicia la organización ni la articipación democrática en su interior.

El estado a lo largo de estos años ha generado reformas educativas sin que haya logrado los consensos necesarios, en su declaración de principios deberá incluir la formación de valores sociales y democráticos, que posibiliten a los estudiantes ser sujetos de derechos y obligaciones con un rol 2 democráticos, que posibiliten a los estudiantes ser sujetos de derechos y obligaciones con un rol participativo en la vida de la comunidad, para así ejercer de manera responsable una autentica ciudadanía, orientándose al respeto de los derechos humanos, a os principios democráticos de convivencia, pluralismo, justicia, solidaridad y equidad.

La educación para la democracia deberá ser valorada como otras asignaturas consideradas «más serias», como las matemáticas o las ciencias positivas, el estado deberá reformar la educación cívica, orientada bajo los parámetros de una verdadera educación fundamentadora de la práctica democrática, considerando que la educación cívica en la escuela primaria y secundaria ha desarrollado contenidos que no fueron acorde con el proceso social, económico y político que atravesaba el país, tampoco los ontenidos teóricos estuvieron de acuerdo con los intereses mediatos e inmediatos de la infancia y la juventud.

La separación de la educación social y aquella trasmitida por la estructura educativa ha sido responsable del fracaso de la asignatura de Cívica, por lo tanto, se torna imperativa en el proceso de mejoramiento educativo, que se hace evidente si acordamos que la democracia no puede convertirse en un concepto sino en una práctica que se le aprenda desde los primeros años e involucre en todo momento la convivencia social. Democracia, desarrollo y educación.

En foros internacionales se viene insistiendo que no se puede desligar los conceptos de democracia y desarrollo. La consolidación de la democracia y el respeto de los derechos humanos, sostienen el proceso de desarrollo económico y social, al igual que la estructura juridica y la estabilidad política, así como 3 económico y social, al igual que la estructura jurídica y la estabilidad política, así como es importante generar confianza económica, para el crecimiento sostenido.

Es por esta razón que la educación se presenta como única camino que garantiza la consolidación a largo plazo de la vida en democracia, que iabilizara un crecimiento económico cada vez más equitativo, generando una organización civil que exija la consolidación, mejoramiento y vigencia del sistema, orientadas al desarrollo de una conciencia democrática. Ausencia de una cultura democrática.

Después de casi dos décadas de regreso a la vida democrática, el Ecuador no ha desarrollado una cultura democrática, por lo que, los sectores sociales reclaman la necesidad de instaurar una nueva cultura democrática, que inicie desde los primeros años escolares, desde la familia, las ciudades y el Estado, puesto que, odos los sectores sociales se hallan empeñados en construir la democracia ecuatoriana y fortalecer la sociedad civil.

Un indicador de esto es la proliferación de grupos ciudadanos que buscan dar respuestas a principales problemas, sin embargo, no hallan espacios que articule las diversas propuestas y que fomente el debate, de esta manera se intentaría romper la práctica ancestral de confrontación y falta de dialogo. ¿Hacia dónde debe ir Educación para la Democracia en el Ecuador?

Apunta a fomentar y fortalecer la construcción de la ciudadanía, la formación de nuevos lideres en el Ecuador de cara al siglo XXI, que puedan sustituir a los actuales líderes políticos y su forma de hacer política, respondiendo a la construcción a partir del consenso de los diferentes sectores sociales, de tal manera que, es importante partir desde la escue consenso de los diferentes sectores sociales, de tal manera que, es importante partir desde la escuela que tiene como tarea permitir el aprendizaje y la práctica de los derechos democráticos fundamentales, consignado en la constitución del Ecuador y acuerdos internacionales, reformulando la estructura escolar de corte autoritario y por ende antidemocrático.

El desarrollando del espíritu democrático se da a partir de dos vías: una, de tipo teórico, historiográfico, racionalista y, otra, que enfatice el cambio de comportamental y afianzamiento de valores positivo, para superar el problema del teoreticismo y enciclopedismo estéril de nuestra educación, enfatizando que la educación para la democracia apunta a combatir la corrupción existente en el Ecuador, por lo que se optaría seguir un sistema valorativo que debería afianzar el desarrollo de la sensibilidad de los estudiantes frente a lo ético, a lo social y que les permita iscernir acerca de lo «políticamente correcto» en relación al bien comun. En general la educación para la ciudadanía debería apuntar a: La reflexión y practica de los valores que fortalezcan su identidad nacional.

La selección de valores a partir de la realidad social que viven los estudiantes. La concepción pedagógica de los valores desde la vivencia de los No desconocer la influencia de los medios de comunicación que forman paralelamente la conciencia de los niños y jóvenes. Potenciar los valores nacionales positivos que perviven y posibilitan el fortalecimiento de la función utópica del ser umano. Desarrollar una conciencia moral y de valores que apuntan a la solución problemas individuales y sociales. Considerar a la democracia como un proceso de re conceptu 5 problemas individuales y sociales. Considerar a la democracia como un proceso de re conceptualización y no como un hecho logrado.

Democratizar un espacio escolar para que pueda ser implementado, contenidos democráticos Iniciar a los niños y jóvenes en la práctica de la ciudadanía y convivencia social. Propiciar el reconocimiento el «derecho a la diferencia», conducido a un mayor respeto de la individualidad y de los intereses de la ociedad. Ser un punto de encuentro y práctica de las diferentes ciencias sociales. Nuevo sistema administrativo y pedagógico, donde la participación de los estudiantes sea reconocido como un sujeto activo, con sus derechos dentro del aula y su participación en los gobiernos escolares. Participación de los padres de familia, para que su involucramiento, pueda aportar soluciones a los problemas por los que atraviesa la escuela. Comentario.

José Gonzalo Bonilla, hace un principal énfasis en la trascendental importancia que tiene la educación en la juventud, es decir, lo e como el único camino al desarrollo de un Estado, mediante la preparación especialmente de la democracia, que juega un gran papel dentro de los seres humanos como seres libres y soberanos, destacar a la democracia como la construcción de un gobierno sin corrupción, con ideales nuevos y conciencia ciudadana en la que los miembros dentro de los estados podrán apoyarse unos a otros, solucionando los problemas politicos, sociales y económicos médiate el dialogo y consensos, donde que la voz popular tenga mayor importancia, así se podrá hablar de la participación ciudadana en cada uno de los procesos políticos.