Religiones de la cultura china

Religiones de la cultura china gy Dctaquito ‘IOR6pR 16, 2011 4 pagos LAS RELIGIONES DE CHINA La práctica religiosa más extendida en China es el culto a los ancestros. Un culto que de alguna forma se extiende desde las primeras manifestaciones de su cultura, hasta nuestros días, y que se apropia o utiliza las tres religiones pnnclpales taoísmo, budismo y confucianismo. A lo largo de este tiempo como religión primordial de los chinos, ha pasado a convertirse en la piedra angular de su vida familiar y social, y en la propia esencia alrededor de la que se construye el carácter de cada persona.

CONFUCIANISMO Los primeros misioneros europeos que llegaron a China pensaron que el confucianismo era una religión. De hecho se encontraron con la existencia de tem los dedicados a él un cuerpo sacerdotal diferenciado del rest sus ideas, el de los le do. en práctica tanto ant ume privada, como en las Después los sabios h ora le te ado de propagar turgia que se ponía ientos de la vida resión, asegurando que Confucio no propone la creencia en ningún dios, sino que únicamente establece una serie de normas sociales. Sin entrar en mayores discusiones sobre la esencia de las religiones.

Las reglas orales en que deben basarse las vidas de los ciudadanos, las llamadas cinco relaciones: (Gobernante y súbdito, padre e hijo, hermano mayor y menor, marido y mujer y entre los amigos), no son más que un desarrollo de ese culto a los antepasados de los chinos primitiv Swipe to vlew next page primitivos. Como lo es el énfasis que se pone en cumplir los ritos funerarios, en los que la presencia de sacerdotes budistas o taoístas sólo es una capa de barniz sobre la ceremonia celebrada durante miles de años, en la que los familiares del muerto conducían su alma al reino de las tinieblas.

La presencia niversal antes de la Revolucion en las casas chinas de un pequeño altarcito donde se veneraba a Buda o a los antepasados, o a ambos, no es más que una herencia de esos altares que se mantenían entre los chinos primitivos por si el alma de los antepasados decidía pasar una temporada entre los vivos. La necesidad de un dios, si es que alguna vez ha sido necesario, se suplió de una forma un tanto ingeniosa con la figura del emperador, que, considerado hljo del cielo, se colocaba en la cúspide de la pirámide humana, con una categoría semidivina.

De tal forma podemos ver que el confucianismo si es una religión El Imperio es su dios (representado por el emperador de turno) y Confucio su profeta. Su liturgia es milenaria, y sus principios básicos son tan antiguos como el propio pueblo chino. TAOÍSMO Una filosofía un tanto esotérica que exploraba y desarrollaba la segunda de las religiones primitivas de China, el culto a la naturaleza, propugnando la integraclón del hombre en la naturaleza, y el alejamiento de los asuntos de gobierno.

Con el paso de los siglos, la filosofía no bastó para satisfacer los deseos de la gente de creer en un dios, y gradualmente se fue convirtiendo en una religión, de la que se aprovecharon también lgunos avispados, que tras de algunos avispados, que tras deificar a Laozi, y a otros personajes legendarios como los llamados Ocho Inmortales, se comenzaron a erigir templos y ofrecer sepv’iclos relgiosos a la población. Los templos taoístas, en general, no han aguantado esa transformación del taoísmo desde filosofía a religión.

De hecho, los auténticos monjes taoístas no viven en los templos, sino haciendo vida de eremitas en las montañas que para ellos son sagradas. Lo que vuelve a evocar ese culto a la naturaleza del que son herederos. BUDISMO El monje Xuanzang realizó su gran viaje a la India en busca de las scrituras budistas y se fundó en el año 652 la Gran Pagoda de la Oca, en Xi’an, para conservarlas, que se inicia en China un proceso sistemático de traducción y reflexión sobre las enseñanzas de esta religión.

Es la época gloriosa de la dinastía Tangy el budismo pronto impregna todos los aspectos de la vida, la cultura y el arte chinos. Numerosas escuelas de pensamiento budista surgen alrededor de Xi’an. Monjes llegados de Corea y de Japón llevan las doctrinas budistas a sus respectivos países. Pero al igual que las doctrinas filosoficas seculares se convierten en religión, el udismo adquiere demasiado poder, sus monasterios controlan grandes extensiones de tierra.

Los emperadores toman cartas en el asunto y limitan su poder, de tal forma que para la dinastía Song, el esplendor del budismo ya se ha eclipsado, manteniendo su importancia en la sociedad como una de las religiones que practican unos chinos que 3Lvf4 importancia en la sociedad como una de las religiones que practican unos chinos que volverán a regir sus vidas por las enseñanzas de Confucio puestas al día por los pensadores de la nueva escuela.

ISLAMISMO Las enseñanzas de Mahoma penetraron a China a través de a Ruta de la Seda, de la mano de comerciantes y viajeros que llegaron a Xi’an desde los países musulmanes. Simultáneamente se produce una penetración del islamismo a través de los puertos de la costa, como Cantón y Quanzhou, donde se asientan asimismo mercaderes musulmanes. En dichas ciudades es en donde se construyen las primeras mezquitas, algunas de ellas han mantenido el culto hasta nuestros días.

Y aunque desde estos focos la religión del Islam va extendiéndose por las diferentes ciudades y regiones de China, la mayoría de sus adeptos los mantendrán entre las minorías del Oeste y del Sur, así como sus escendientes establecidos en las grandes ciudades, sin llegar a ejercer nunca una influencia importante sobre la vida y cultura china.

CRISTIANISMO El Cristianismo fue introducido en China a principios del siglo XIX, pero no logró desarrollarse hasta la Guerra del Opio de 1840. En 1950, los protestantes chinos iniciaron el movimiento patriótico de autonomía, auto-sostenimiento y auto-difusión, con vistas a lograr capacidades propias en la toma de decisiones. En la actualidad China cuenta con 10 millones de cristianos, 18 mil clérigos y 12 mil iglesias, así como 25 mil lugares para reuniones de los creyentes.