Monografia sobre articulos de freud. «los sintomas relacionados con una psicosis demoniaca del siglo xvi

INTRODUCCION Los síntomas son actos perjudiciales o al menos inútiles para la persona, quien en reiteradas ocasiones se que de ellos, y asegura que los realiza en contra de su voluntad y siempre conllevan displacer o sufrimiento. Su principal daño reside en el gasto económico para el individuo, ya que es mucho el gasto anímico y a la vez es necesaria una cantidad similar para combatirlos.

Si los síntomas son numerosos, estos dos costos revelan un deterioro extremo de la persona en cuanto a energía ani todas las tareas imp Para ejemplificar dic det.. donde aun sin poder para determinar la ra e parálisis para PACE 1 or18 caso particular, iográficos propios posible hallarlos en manifestaciones gra ‘cas e a persona, odemos notar la gran depresión que afecta a esta persona al no poder liberar normalmente su libo en el transcurso de su vida.

En el presente trabajo se relacionaran tres artículos de Freud: «Una neurosis demoniaca en el siglo XVI» (1923 (1922) ); «Los caminos de la formación del síntoma» y «Duelo y melancolía» (191 7 (191 S) DESARROLLO El 5 de septiembre de 1677, el pintor bárbaro Cristoph Haizman es conducido a Mariazell con una carta de presentación del árroco de la iglesia de Potterbronn (baja Austria), en este lugar había sufrido terribles ataques, convulsiones, ante lo cual Swlpe to vlew next page confeso que nueve años antes, en una época de depresión artistica y económica, había hecho un pacto con el demonio, que nueve veces lo tentó.

La victima se presentaba arrepentida y tenia la certeza de que solo la virgen María podía salvarlo. Paso una larga temporada dedicado a la penitencia y a la oración, el 8 de septiembre, día de la natividad de la Virgen, le fue devuelto por el diablo, que apareció en la capilla en forma de dragón alado, el pacto sellado on sangre. Cabe acotar que en su historia existieron dos pactos, uno anterior al mencionado, escrito con tinta.

Después de que le fue devuelto el pacto sellado con sangre, las manifestaciones físicas desaparecen, por lo cual se dirige a la casa de una hermana que vivía en Viena, pero allí comienzan nuevamente los ataques en forma de visiones, ausencias, estados convulsivos acompañados por sensaciones dolorosas, tales como parálisis de pierna; pero en esta oportunidad, en estas visiones que vuelve a tener se le presentan figuras sagradas como Cristo y la Virgen Maria; aunque no lo hacían sufrir menos que el emonio.

Regresa a la iglesia y manifiesta que debe sacarle al demonio el pacto escrito con tlnta, para ello se vuelve a dedicar a la plegaria y de esta manera, logra nuevamente su devolución. Sintiéndose completamente liberado, ingresa en la Orden de la Merced, aun así siguió experimentando tentaciones por parte del demonio pero solo cuando bebía en exceso. Muere en 1700. Los síntomas neuróticos Los síntomas neuróticos son el 20F 18 solo cuando bebía en exceso. Muere en 1700. Los síntomas neuróticos son el resultado de un conflicto, que se libra en torno a nueva modalidad de satisfacción pulsional.

Existen dos fuerzas que coinciden en el síntoma por eso es tan resistente; una de las dos partes coincidentes en el conflicto, es la libido insatisfecha, rechazada por la realidad, que a su vez es la otra parte. Por lo tanto tiene que buscar otros caminos para su satisfacción; la libido se ve obligada a realizar una regresión, y a buscar satisfacerse dentro de una de las organizaciones ya superadas, por medio de uno de los objetos antes resignados. En su camino regresivo puede no hallar la contradiccón del yo, ahí no existe neurosis, y la libido alcanza alguna satisfacción real sin llegar a ser normal. ro si por el contrario, el yo que dispone los accesos a la conciencia y a la motilidad (realización de las aspiraciones anímicas) no acuerda estas regresiones surge el conflicto. La libido así frenada, busca otra salida, ya que es regida por el principio de placer; se sustrae del yo, posibilitan esta huida las fijaciones dejadas en la vía de su desarrollo, que ahora transita en sentido regreslvo y de las cuales el yo se había protegldo por medio de represiones. A partir de estas regresiones, se sustrae del yo y de sus leyes, al hacerlo renuncia también a toda educación adquirida bajo la influencia de ese yo.

Sometida a la doble presión de la frustración (denegaron) externa e interna, se reve 8 ese yo. Sometida a la doble presión de la frustración (denegaron) externa e interna, se revela; las representaciones sobre las cuales la libido transfiere ahora su energía como investidura pertenecen al inconsciente, y por eso, están sometidas a los procesos ahí posibles, en particular la condensación y el desplazamiento. El síntoma por ello se engendra como una descendencia del cumplimiento del deseo libidinoso inconsciente, desfigurado totalmente.

Origen de la neurosis demoniaca Para poder deducir el origen de esta neurosis, hay que aclarar ue el motivo del pacto con el diablo tiene que ver con un estado de tristeza, no tenía trabajo y por ello y por ello no podía mantenerse económicamente. O sea: «depresión melancólica con inhibición del trabajo y preocupación (justificada) por su futuro». Esta depresión surge con la muerte de su padre, motivo por el que cae en un estado de melancolía y esto lo lleva a hacer el pacto demoniaco para liberarse de ese estado en el que se encontraba.

El diablo se obliga a sustituir por nueve años a su padre perdido, vencido el plazo, el pintor pertenece en cuerpo y alma al demonio; este pacto deriva del razonamiento de que si or la pérdida del padre, ha perdido su creatividad y trabajo, al obtener un sustituto, va a recobrar lo perdido. Elige al demonio como sustituto porque en la Edad Media, éste era un ángel ciado de la naturaleza divina, o sea, Dios y Demonio fueron en un inicio idéntico, una misma esencia que luego se dividió en dos corporeidade 40F 18 Demonio fueron en un inicio idéntico, una misma esencia que luego se dividió en dos corporeidades opuestas.

Las contradicciones de la imagen de Dios, son la clara expresión de la ambivalencia que gobierna el vinculo del individuo con su padre. Dios bueno y justo por un lado y Satán como la expresión e la actitud hostil que despierta odio y temor. El duelo por la muerte del padre se traduce en melancolía con más facilidad cuando mayor haya estado su vínculo bajo la ambivalencia. Fijaciones infantiles La escapatoria de la libido bajo las condiciones del conflicto es posibilitada por la preexistencia de fijaciones.

La investidura regresiva de estas la lleva a sobrepasar la represión, a una descarga de la libido. Se logra una satisfacción real, restringida e irreconocible. Estas fijaciones las encuentra en las prácticas y vivencias de la sexualidad infantil, en los afanes parciales abandonados y en los objetos resignados de la niñez. La neurosis reside por ello en una fijación libidinal del adulto, en la disposición hereditaria y la predisposición adquirida en la primera infancia.

La indagación psicoanalitica muestra que la libido de los neurótlcos está ligada a sus vivencias sexuales infantiles, la libido al hacer una regresión a ellas demuestra que estas vivencias no tuvieron demasiada importancia y solo la adquieren progresivamente. Las vivencias infantiles tienen una importancia que les es propia, si en periodos más tard[os de la vida estalla una neurosis, el análisis revela que es es propia, si en periodos más tardíos de la vida estalla una eurosis, el análisis revela que es la continuación directa de aquella enfermedad infantil solo vedada.

La libido retorna con regularidad a las épocas de la infancia porque allí encuentra atracciones. Fijaciones en el caso del pintor El estadio en el cual el pintor fijo su libido la hallamos en la actitud negativa hacia su padre buscando un sustituto en el diablo y sus apariciones. Algunos de los rasgos que describen su actitud negativa hacia su padre son: • El papel del numero 9 (nueve). El pacto es concretado a 9 años, 9 años resistió las tentaciones del maligno antes de ceder. Este número en las fantasías neuróticas es el de los meses del embarazo. ?? Esta óptica también tiene relación con la sexualidad. • En la primera aparición el diablo es un ciudadano, para la segunda aparicion ya está desnudo y tiene pechos femeninos, a partir de sus siguientes apariciones va a continuar teniéndolos, pero en una de ellas además lo verá con un gran pene rematado en serpiente. A partir de estos indicios se encuentra el aspecto negativo del padre que lo resuelve con una actitud femenina hacia él, culminando con la fantasía de parirle un hijo (nueve años).

Con el uelo del padre perdido, con su añoranza hacia él, se reaviva la fantasía del embarazo reprimida, de la cual se defiende con una neurosis y una degradación del padre. Síntomas y regresión Los síntomas crean un sustituto para la satisfacción frustrada, lo hacen por medio de 60F 18 regresión hacen por medio de la regresión de la libido a épocas anteriores, a la que va indisolublemente ligado el retroceso a estadios anteriores del desarrollo en la elección del objeto o en la organlzaclon.

El neurótico quedo adherido a algún punto de su pasado, en ese periodo la libido no echaba de menos la satisfacción. Busca entonces a lo largo de toda su biografía hasta encontrar una época así. El síntoma repite así aquella modalidad de satisfacción de su infancia, desfigurada por la censura que nace del conflicto, volcada por regla general a una sensación de sufrimiento y mezclada con elementos que provienen de la ocasión que llevo a contraer la enfermedad.

La modalidad de satisfacción del síntoma es irreconocible, para la persona, que siente la presunta satisfacción como un sufrimiento; lo que antes fue una satisfacción para el individuo, está destinado a provocar hoy su resistencia o repugnancia. Los síntomas reemplazan una modificación del mundo exterior por una modificación del cuerpo, una acción exterior por una interior, una acción por una adaptación, lo cual a su vez corresponde a una regresón de suma importancia en el orden filogenético.

Regresiones del pintor El diablo lleva en si la marca corporal de la mujer, porque primero la actitud femenina del padre cae bajo la represión al comprender el niño que la competencia con la mujer por el amor del padre tenía como condición resignar su propio genital m competencia con la mujer por el amor del padre tenía como condición resignar su propio genital masculino, o sea la astración. La desautonzación de la actitud femenina es por lo tanto la consecuencia de la reversión frente a la castración.

Por regla general encuentra su expresión más intensa en la fantasía opuesta, la de castrar al padre mismo, hacerlo mujer. Por lo tanto los pechos del diablo corresponden a una proyección de la propia femineidad al sustituto del padre. Los grandes pechos son los signos sexuales, positivos de la madre, aun cuando el niño ignora el carácter negativo de la mujer, la falta de pene. Si su negación a aceptar la castración imposibilita al pintor a reconocer su añoranza del padre, es lógico que busque en la magen materna ayuda y salvación.

Por eso declara que solo la Santa Madre de Dios puede salvarlo del pacto con el diablo y recupera su libertad precisamente el día del natalicio de la Virgen. Existe por tanto una actitud femenina hacia el padre y la fantas[a del embarazo que es su consecuencia. Acontecimientos de la historia juvenil de los neuróticos Entre los acontecimientos que retornan siempre en historia juvenil de los neuróticos, hay algunos de partlcular importancia. La observación del comercio sexual entre los padres, la seducción por parte de una persona adulta y la amenaza de castración.

En los análisis de los neuróticos aparecen con más frecuencia que en el de las personas normales el de amenaza de castración. El niño compone es amenaza sobre 18 niño compone es amenaza sobre la sobre la base de indicios, ayudado por su saber de que la satisfacción autoerotica está prohibida y bajo la impresión de su descubrimiento de los genitales femeninos. También se halla el hecho de que el niño sea testigo de un acto sexual entre sus padres u otros adultos.

Particular interés presenta la fantasía de seducción, aunque solo sea porque a menudo no es una fantasía, sino un hecho real. Tales hechos de la infancia son en alguna medida necesarios, pertenecen al patrimonio indiscutible de la neurosis. Si están contenidos en la realidad bien, si ella no los ha concebido, los establece a partir de indicios y se los completa mediante la fantasía. La necesidad de crear tales fantasías y el material con que se construyen tiene su fuente en las pulsiones.

Estas fantasías primordiales son un patrimonio filogenético; en ellas el individuo rebasa su vivenciar propio hacia el vivenciar de la prehistoria, en los puntos en que el primero ha sido demasiado rudimentario. Fue una vez realidad en los tiempos originarios de a familia humana. Apariciones diabólicas La segunda vez que el pintor estuvo en la iglesia, relata tres apariciones del diablo: • Aparición de un hombre vestido con riquezas que trata de disuadirlo de su ingreso en la orden. ?? Retorna el hombre con sus riquezas pero en una sala lujosa donde bailan parejas. Aquí le hace una propuesta referida a su arte; hace desaparecer esta visión arte; hace desaparecer esta visión con oraciones. • El caballero le envía la dama más hermosa para que tenga relaciones con ella; logra con gran esfuerzo resistir. A continuación tiene la visión de una sala más lujosa donde en el entro tiene un trono de oro macizo y la misma persona que tantas veces lo tentó lo invita a ocuparlo.

Luego de estas apariciones surgen las visones o apariciones sagradas, a través de Cristo quien con amenazas y promesas pretende alejarlo del pecado, aquí los ataques son más largos y dolorosos. Cede por fin tras la aparición de la Virgen Maria y se decide a servir a Dios. Las fantasías de tentación en el pntor son relevadas por las ascéticas y finalmente por las de castigo. Fantasías y realidades en los síntomas Por el análisis de los síntomas se conoce las vivencias infantiles onde la libido quedo fijada y desde las cuales se crean los síntomas.

Estas escenas no siempre son verdaderas, en la mayor(a de los casos estas escenas son una mezcla de realidad y falsedad. Los síntomas son entonces por un lado la configuraclón de vivencias que realmente se tuvieron y a las que se les puede atribuir una influencia sobre la fijación de la libido, por otro lado la figuración de las fantasías del enfermo, impropias para cumplir un papel etimológico. Las fantasías contienen realidad psíquica po oposición a una realidad material, en el mundo de las neurosis esta realidad psíquica es la decisiva. El yo de