LAS_PENAS

LAS PENAS Teorías: -Las Teorías absolutas afirman que la pena se justifica a sí misma y no es un medio para otros fines. -Las Teorías relativas sostienen que la pena es un medio para obtener fines ulteriores, y se dividen a su vez en: -Teoría relativa de la prevención general; es decir, la pena será entendida con un propósito de prevención para los demás. -Teoría relativa de la prevención especial; la pena se impone y surte efecto en el delincuente. -Las Teorías mixtas, res aldan la revencion eneral mediante la p retribución justa.

Etimología de la Pena Etimológicamente a I PE significados en el dev onsideran que se de OF9 atri do varios o Penal, algunos US, que significa PESO, otros consideran que el vocablo pena se deriva de PUNYA que quiere decir PUREZA O VIRTUD, otro grupo creen que se origina de PONOS que es TRABAJO Y FATIGA, y por último se cree que proviene de la palabra Latina POENA que significa CASTIGO O SUPLICIO. En cuanto a la terminología jurídica empleada en nuestro medio y en sentido muy amplio se habla de pena, sanción, castigo, condena, punición etc.

La Pena Del latín poena, una pena es la condena, la sanción o la punición que un juez o un tribunal impone, según lo estipulado por la egislación, a la persona que ha cometido un delito o una infracci Swige to vlew next page infracción 2. Clasificación de la pena. Penas privativas de libertad. Penas corporales y no corporales. Las penas corporales o privativas de libertad: Penas corporales en el sentido estricto del término de penas que afectan la integridad corporal o la vida del sujeto o su salud, no existen en nuestro derecho y ni pueden existir, como tampoco las penas que afectan el honor de las personas o penas infamantes.

La Constitución de 1961 reafirma estos principios humanitarios al prescribir la pena de muerte, las penas perpetuas e infamantes y ualquier tortura o sufrimiento fisico o moral a persona alguna. Según el Código Penal Venezolano las penas se clasifican de la siguiente manera: Clasificación de las penas según el código penal venezolano vigente. Los artículos 8, 9, 10 y 11 del código penal se refiere en forma asistemática, desorganizada, a las penas.

El artículo 8 expresa lo siguiente: «Las penas se dividen principalmente en corporales y no corporales» El artículo 9 dispone lo que sigue: «Las penas corporales, que también se denominan restrictivas de la libertad, Las penas denominadas corporales limitan en cierto sentido este atributo undamental del hombre implicando su internación en sitios de reclusión o su reducción a determinado sitio o lugar. Estas son las penas corporales: Presidio. 2. – Prisión. 3. – Arresto.

Relegación a una Colonia Penal. 4. – 5. – Confinamiento. 6. – Expulsión del Territorio de la Repúbli a una Colonia Penal. 6. – Expulsión del Territorio de la República». El artículo 10 expresa lo siguiente: «Las penas no corporales , suponen en su mayoría la restricción de otros derechos aunque también pueden afectar la libertad del sujeto. Estas son: 1. – Sujeción a la vigilancia de una autoridad pública. 2. Interdicción civil por condena penal. 3. – Inhabilitación política. . – Inhabilitación para ejercer alguna profesión, industria o cargo. 5. – Destitución de empleo. 6. – Suspensión del mismo. 7. – Multa. 8. – Caución de no ofender o dañar. 9. – Amonestación o apercibimiento. 10. – Perdida de los instrumentos o armas con que se cometió el hecho punible y de los efectos que de el provengan. 11. – Pago de las costas procesales». Finalmente el artículo 11 establece: Las penas se dividen también en principales y accesorias.

Son principales las que la Ley aplica directamente al castigo del delito. Son accesorias: las que la Ley trae como adherente a la principal, necesaria o accidentalmente. 3. Sujeción a la vigilancia de la autoridad. Penas privativas de derechos. Penas patrimoniales. La pena de sujeción a vigilancia de la autoridad, es una pena no corporal, de carácter accesorio, que es complementaria de la pena de presidio y, persigue un objeto preventivo.

La sujeción a la vigilancia de la autoridad pública no podrá imponerse como pena principal, sino como accesoria a las de presidio o prisión, y obliga al penad 3 podrá imponerse como pena principal, sino como accesoria a as de presidio o prisión, y obliga al penado a dar cuenta a los respectivos Jefes Civiles de los Municipios donde resida o por donde transite de su salida y llegada a éstos. Penas privativas de derecho. La penas privativas de derechos representan determinadas restricciones políticas, civiles o profesionales, limitando la libre capacidad de participación del penado en la vida social.

Las penas privativas de derechos no tienen en común más que la rúbrica que las reúne, y lógicamente en sus aspectos concretos difieren también los derechos de cuyo ejercicio se ve privado el penado, asf como el alcance de dicha privación. Penas Patrimoniales La primera de ella es la de destitución de empleo, a que se refiere el artículo 26 de la Ley Sustantiva Penal en los siguientes términos: «La destitución del empleo produce como efecto la separación del él, del penado, Sin poder ejercerlo otra vez sino por nueva elección o nombramiento».

Otra pena patrimonial la pena de suspensión del empleo, que tiene una diferencia sustancial con la anterior, como vamos a ver a continuación y que está contemplada en el articulo 27 de la ley citada en los siguientes términos: «La suspensión del empleo impide al penado su desempeño durante el tiempo de la ondena, con derecho, terminada ésta, a continuar en él, si para su ejercicio estuviere fijado un periodo que entonces corriere aún». Otra pena él, si para su ejercicio estuviere fijado un periodo que entonces cornere aún».

Otra pena patrimonial es la pena de multa, que es la pena patrimonial por excelencia. A ella se refiere el artículo 30 del Código Penal en los siguientes términos: «La pena multa consiste en la obligación de pagar al Fisco del respectivo Estado, o a las Rentas Municipales del Distrito Federal en sus casos o al Fisco Nacional si el juicio se inició en un Territorio Federal, la cantidad ue conforme a la ley determine la sentencia. La caución de no ofender o dañar, a que se refiere el artículo 31 en los siguientes términos. La pena de caución de no ofender o dañar, obliga al condenado a dar las seguridades que estime necesarias el Juez ejecutor’. Otra pena Patrimonial de menor importancia, y que no es propiamente una pena sino una indemnización de carácter civil, es el pago de las costas procesales. El Artículo 34 de la precitada Ley Sustantiva establece lo siguiente: «La condenación al pago de las costas procesales no se considera como pena, sino cuando se plica en juicio penal y en este caso es necesariamente accesoria de toda condena a pena o penas principales y así se aplicara 4 Medidas de seguridad.

Fundamento. Tipos en la legislación venezolana Son aquellas sanciones complementarias o sustitutivas de las penas, que el juez puede Imponer con efectos preventivos a aquél sujeto que comete un injusto (hecho típico y antijurídico); pero, que 5 efectos preventivos a aquél sujeto que comete un injusto (hecho típico y antijurídico); pero, que de acuerdo con la teoría del delito, al ser inimputable no puede ser culpado por un defecto en su ulpabilidad. Esta persona es susceptible de recibir una medida de seguridad para evitar nuevos injustos.

El COPP se refiere cuando menciona la MS a las causas de imputabilidad penal relacionadas a un penado con enfermedad mental suficiente. Las MS en este caso, serán la de incluirlo en un hospital psiquiátrico. Si se tratare de un consumidor de sustancias estupefacientes o psicotrópicas, considerado como un enfermo por la OMS (Organización Mundial de la Salud), por tal razón, en lugar de ser ejecutoriado en prisión, se le aplicará una medida de seguridad.

De conformidad con el Articulo 71 de la Ley Orgánica contra el Trafico Ilícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas (LOTICSEP), al consumidor no es posible imponerle una pena 5. Extlnción de la acción penal y de la pena, causas comunes y especificas Causas Art[culo 103. La muerte del procesado extingue la acción penal.

La muerte del reo extingue también la pena, aun la pecuniaria impuesta y no satisfecha y todas las consecuencias penales de la misma, pero no impide la confiscación de los objetos o instrumentos con que se cometió el delito ni el pago de las costas procésales que se harán efectivas contra los herederos. Artículo 104. La amnistía extingue la Artículo 104. La amnistía extingue la acción penal y hace cesar la ejecución de la condena y todas las consecuencias penales de la misma.

El indulto o gracia que condona la pena la hace cesar con todas sus accesorias. Cuando el indulto se concede conmutando la pena impuesta por otra inferior, se cumplirá ésta con las accesorias que le correspondan. Art[culo 105. El cumplimiento de la condena extingue la responsabilidad criminal. Artículo 106. En los hechos punibles para cuya averiguación y castigo es menester instancia de parte, el perdón del ofendido xtingue la acción penal, pero no hace cesar la ejecución de la condena sino en aquellos casos establecidos por la ley.

El perdón obtenido por uno de los reos alcanza también a los demás El perdón no produce efecto respecto de quien se niegue a aceptarlos. Artículo 107. Ni la amnistía ni el indulto o gracia, ni el perdón de la parte ofendida dan derecho a la restitución de las armas o Instrumentos confiscados, ni de las cantidades pagadas a Título de multa o por costas procésales, pero no podrán cobrarse las cantidades que aun debiere el procesado. Artículo 108.

Salvo el caso en que la ley disponga otra cosa, la cción penal prescribe así: 1. Por quince años, si el delito mereciere pena de prisión que exceda de diez años. 2. por diez años, si el delito mereciere pena de prisión mayor de siete años sin exceder diez años, si el delito mereciere pena de prisión mayor de siete años sin exceder de diez. 3. Por siete años, si el delito mereciere pena de prisión de siete años o menos. 4. Por cinco años, si el delito mereciere pena de prisión de más de tres años. . Por tres años, si el delito mereciere pena de prisión de tres años o menos, arresto de más de seis meses, relegación a colonia enitenciaria, confinamiento o expulsión del especio geográfico de la República. 6. Por un año, si el hecho punible sólo acarreare arresto por tiempo de uno a seis meses, o multa mayor de ciento cincuenta unidades tributarias (150 U. T. ), o suspensión del ejercicio de profesión, industria o arte. 7.

Por tres meses, si el hecho punible sólo acarreare pena de multa inferior a ciento cincuenta unidades tributarias (150 U. T. ), o arresto de menos de un mes. Artículo 109. Comenzará la prescripción: para los hechos punibles consumados, desde el día de la perpetración; para as infracciones, intentadas o fracasadas, desde el día en que se realizó el último acto de la ejecución; y para las infracciones continuadas o permanentes, desde el día en que ceso la continuación o permanencia del hecho.

Si no pudiere promoverse o proseguirse la acción penal sino después de autorización especial o después de resuelta una cuestión prejudicial deferida a otro juicio, quedara en suspenso la prescripción y no volverá a correr hasta el día en que se dé la autorización o se 8 suspenso la prescripción y no volverá a correr hasta el día en que se dé la autorización o se define la cuestión prejudicial. Artículo 110. Se interrumpirá el curso de la prescripción de la acción penal por el pronunciamiento de la sentencia, siendo condenatoria, o por la requisitoria que se libre contra el imputado, si éste se fugare Artículo 112.

Las penas prescriben así: 1. Las de prisión y arresto, por un tiempo igual al de la pena que haya de cumplirse, más la mitad del mismo. 2. Las de relegación a colonia penitenciaria, confinamiento y expulsión del espacio geográfico de la República, por un tiempo igual al de la condena, más la tercera parte del mismo. 3. Las de suspensión de empleo o inhabilitación para el ejercicio e profesión, industria o arte, por un tiempo igual al de la condena, más la cuarta parte del mismo. 4.

Las de multas en estos lapsos: las que no excedan de ciento cuarenta unidades tributarias (140 U. T. ), a los tres meses; y las que pasen de dicho límite, a los seis meses, pero si fueren mayores de quinientas unidades tributarias (500 U. T. ), sólo prescriben al año. 5. Las de amonestación o apercibimiento, a los seis meses. 6. Se entiende que la pena que haya de cumplirse, a que se refieren los numerales 1 y 2 de este artículo, es lo que resulte según el cómputo practicado por el juez de la causa g