La pena de muerte

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CALLAO TEMA: «LA PENA DE MUERTE» PROFESOR: CACEDA AYLLON ROGELIO CESAR CURSO: CONSTITUCION, DERECHO Y DEFENSA NACIONAL ALUMNOS: PILLIHUAMAN RICHARD MA EO DIEGO ALONSO LOAYZA JULIO COD- 0903321 COD- 100403K COD- 100419D 004083 CICLO: AULA: 2010 índice FLORES J 10 CICLO 04-C PACE 1 orsi to View nut*ge Introducción Capitulo l: concepto de la pena de muerte 1. Las penas 2. Concepto de pena de muerte 3. Tipos de pena de muerte capitulo II: marco histórico general 1.

Historia de la pena de muerte pag 4 17 REFERENCIAS 51 En todas las sociedades que han existido y existen los crímenes atentados contra la persona humana es común, lógicamente se debe buscar la forma más adecuada de revertir esta situación o al menos mitigarla. La forma de llegar a esta solución genera debates, y aún más cuando para llegar a dicha solución está la vida de las personas de por medio, nos referimos a la pena de muerte o pena capital.

Al principio de la historia la pena fue el impulso de la defensa o de la venganza, la consecuencia de un ataque injusto, posteriormente al formarse sociedades políticas la ejecución de criminales y disidentes políticos ha sido empleada y se sigue mpleado por casi todas las sociedades en un momento u otro de su historia, tanto para castigar el crimen como para suprimir la disensión política. El tema de la pena de muerte es muy controvertido. Los que están a favor de esta pena argumentan que su aplicacion reduce el delito, previene su repetición y es una forma de castgo adecuada para el asesinato.

Mientras los que están en contra argumentan que no reduce el crimen en mayor medida que la cadena perpetua, tampoco previne los delitos, ni es una pena que este a la altura de la racionalidad humana, ya que resulta una violación de los derechos humanos y conduce a ejecuciones e algunos inocentes que supone una discriminacion de hecho contra las minorías y los pobres que puedan no tener recursos suficientes en el sistema legal. En el caso peruano la pena de muerte tiene re 20F tener recursos suficientes en el sistema legal.

En el caso peruano la pena de muerte tiene restricciones y limitaciones con respecto a su ampliación y ejecución, debido a los tratados de carácter internacional, en los que el Perú se encuentra inscrito como son la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Asimismo, el Perú aplica en su legislación la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Los cuales llevan al Perú en una posición abolicionista, cuyo objetivo es suprimirla.

La pena capital, puede generar errores irremediables, provocar inestabilidad en las leyes, crear conflictos al Perú a nivel internacional; por tal motivo, debemos actuar de forma justa, severa y drástica para prevenir los cada vez más delltos graves que mantienen atemorizada a la población, para así mantener un orden interno en el país. Capitulo concepto de la pena de muerte 3. TIPOS de pena de muerte 1 Las penas El término pena deriva del término en latín poena y posee el ignificado de dolor causado por un castigo.

La pena es el medio con que cuenta el Estado para reaccionar frente al delito, expresándose como la «restricción de derechos del responsable». Por ello, el Derecho que regula los delitos se denomina habitualmente Derecho penal. También se define como una sanción que produce la pérdida o restricción de derechos personales, contemplada en la ley e impuesta por el órgano jurisdiccional, mediante un proceso, al individuo responsable de la comisión de un delito. 2. – co jurisdiccional, mediante un proceso, al individuo responsable de la comisión de un delito. . Concepto de pena de muerte La pena de muerte, pena capital o ejecución consiste en provocar la muerte de un condenado por parte del Estado, como castigo por un delito establecido en la legislación; los delitos a los cuales se aplica esta sanción penal suelen denominarse «cr[menes» o «delitos captales» Es la privación de un bien jurídico que el poder público, a través de sus instituclones impone a un individuo que ha cometido una acción perturbadora del orden jurídico.

En si, el concepto de pena de muerte ha tenido varias definiciones: Platón justifico la pena de muerte como un medio político ara eliminar de la sociedad a un elemento nocivo y pernicioso. Santo Tomas de Aquino, en su máxima obra «La suma teológica» (parte II, cap. 2, párrafo 64) sostiene que «todo poder correctivo y sancionatorio proviene de Dios, por lo cual el poder público esta facultado como representante divino, para imponer toda clase de sanciones jurídicas debidamente instituidas con el objeto de defender la salud de la sociedad.

De la misma manera que es conveniente y lícito amputar un miembro putrefacto para salvar la salud del resto del cuerpo, de la misma manera lo es también eliminar al criminal pervertido mediante la pena de uerte para salvar al resto de la sociedad Rousseau (1712-1778), en su obra El Contrato Social, dice:»Todo malhechor, atacando el derecho social, conviértese en rebelde y traidor a la p nservación del estado es 40F entonces inco conviértese en rebelde y traidor a la patria (… La conservacion del estado es entonces incompatible con la suya; es preciso que uno de los dos perezca. » Cesare Beccaria, considerado por algunos como abolicionista de la pena de muerte, en su tratado «De los delitos y de las Penas» añade que: «no puede considerarse necesaria la muerte de un ciudadano más por dos motivos. Él primero cuando un privado de su libertad tenga todav[a tales relaciones y tal poder que interese a la seguridad de la nación» y prosigue.. eo yo necesidad alguna de destruir a un ciudadano, sino cuando su muerte fuese el verdadero y único freno para disuadir a los demás de cometer delitos; lo que constltuye el segundo motivo por el que puede considerarse justa y necesaria la pena de muerte Como se puede inferir, la pena de muerte para algunos es lícita porque la sociedad la utiliza como medio de conservación; insustituible porque es ejemplar como ninguna otra pena; para otros es necesaria porque constituye un medio de legítima efensa para la sociedad como medio intimidatorio y justo, pero sobre todo necesaria. . – Tipos de pena de muerte a) Crucifixión En la antigüedad era la pena capital impuesta para la sanción o castigo de delitos mayores. Se aplicó con frecuencia en Oriente, entre Persas, Indios y Egipcios. En Grecia se usó también, si bien es cierto, solo en casos excepcionales según testimonios de Platón y Demóstenes. El tirano de Siracusa, Dionisio, condenó a sufrirla después de la toma de Motya a los mercenarios Griegos, que lucharon de lado de los Cartagineses. En Roma, s OF de la toma de Motya a los mercenarios Griegos, que lucharon de ado de los Cartagineses.

En Roma, este suplico constituía la forma más cruel y afrentosa de la aplicaclón de la pena de muerte. Estaba reservada exclusivamente a los esclavos. En los tiempos de la República, no se aplicaba este suplico nada más que a los culpables de los delitos de piratería, asesinato, robo, sedición y rebelión, y se excluía a los ciudadanos romanos según los principios constitucionales. Durante el Imperio la jurisprudencia continuó reservando esta pena para los delitos más graves: Robo, piratería, asesinato, culpables de traición, sedición y tumulto.

A quienes se crucificaba, rrojaba a las fieras o se desterraba simplemente. Bajo esta última inculpación fue acusado Cristo y varios apóstoles de la religión Cristiana. La pena de muerte en la Cruz se usó en el Imperio Romano hasta la primera mitad del siglo IV y más tarde fue abolida por Constantino en honor de la pasión de Jesucristo. b) Lapidación Es un medio de ejecución muy antiguo, consiste en que los asistentes lancen piedras contra el reo, hasta matarlo. Como una persona puede soportar golpes fuertes sin perder el conocimiento, la lapidación puede producir una muerte muy lenta.

Esto provoca un mayor sufrimiento en el condenado, y or ese motivo es una forma de ejecución que se abandonó progresivamente a medida que se iban reconociendo los derechos humanos, junto con medidas como la tortura. Actualmente, este procedimiento está localizado principalmente en países de África, Asia u Oriente Medio donde se castiga a las personas que mantien 6 OF principalmente en países de África, Asia u Oriente Medio donde se castiga a las personas que mantienen relaciones sexuales ilegales.

La ejecución por lapidación suele llevarse a cabo estando el reo tapado por completo con una tela (para no ver los efectos), nterrado hasta el cuello o atado de algún modo mientras una multitud de gente le tira piedras. Está extendido especialmente en países musulmanes de corte social fanático-radical de aplicación de la Sharia también denominado fundamentalismo islámico. c) Colgamiento Existen cuatro maneras de llevar a cabo un colgamiento judicial: la caída corta, el colgamiento por suspensión, la caída estándar, y la caída larga.

Caída corta La caída corta se lleva a cabo colocando al prisionero condenado en la parte trasera de una carroza, caballo, u otro vehículo, con la soga alrededor del cuello. El vehículo es después desplazado, ejando a la persona colgada de la cuerda. La muerte es lenta y dolorosa. El prisionero condenado muere por estrangulación. Hasta 1850, éste era el principal método utilizado. Una escalera era comúnmente usada cuando se forzaba al condenado a ascender, continuando con la colocación de la soga alrededor de su cuello y se retiraba la escalera o se le hacia girar, dejando al condenado colgado.

Un banco, en el cual se requiere que el condenado quede parado para luego retirarlo de una patada, también ha sido usado. Colgamiento por suspensión El colgamiento por suspensión es similar a la caída corta, excepto ue la horca misma es móvil, de manera que la soga puede ser elevada una vez que el condenado está en posición es móvil, de manera que la soga puede ser elevada una vez que el condenado está en posición. Este método es utilizado actualmente en Irán, donde utilizan cañones de tanque o grúas móviles para elevar al condenado al aire.

Métodos similares involucran pasar una cuerda a través de una polea para permitir elevar a la persona. Caída estándar La caída estándar involucra una caída de entre 1,2 y 1,8 metros y entró en uso a mediados del siglo XIX, en países de habla inglesa en aquellos cuyos sistemas judiciales estaban bajo influencia inglesa. Fue considerada como una mejora a la carda corta porque tenía la intención de ser suficiente para romper el cuello de la persona, causando parálisis Inmediata e inmovillzación (y probablemente inconsciencia inmediata).

Caída larga Este procedimiento, también conocido como caída medida, fue introducido en 1872 por William Man,’dood como un avance científico de la carda estándar. En vez de que toda la gente cayera la misma distancia estándar, se calculaba, de acuerdo al peso de cada persona, cuánta cuerda era necesaria para asegurar que la aída rompiera el cuello de los ejecutados. d) Decapitación Como forma de ejecución, la decapitación se ha utilizado desde la antigüedad. Al principio, era la forma utilizada preferentemente a reos de carácter noble, dado que se trata de un sistema que provoca un menor sufrimiento en el condenado.

En Roma, por ejemplo, era una ejecución reservada a personas con la ciudadanía romana. Tras la Revolución francesa se instituyó la guillotina como forma más humanitaria de ejecutar a un condenado. Hoy en día, en países 80F instituyó la guillotina como forma más humanitaria de ejecutar a un condenado. Hoy en día, en países como Estados Unidos, se utiliza preferentemente la inyección letal, por ser más indolora que la decapitación o la silla eléctrica. e) Fusilamiento El uso de la pólvora en Europa empieza a estar documentado a mediados del siglo XIV.

Militarmente la pólvora se utiliza por primera vez al desarrollarse armas pesadas de artillería como la culebrina. Las primeras armas de fuego individuales son los arcabuces, utilizados ya en el siglo XV. No es difícil imaginar que, a partir de este momento, los arcabuces, además de acrecentar el poder ofensivo de los ejércitos ante el enemigo servirán, como odas las armas inventadas por la humanidad, para ejecutar fuera del campo de batalla a algunos de sus miembros.

Así, primero arcabuceados, luego acribillados con el mosquete y más tarde con los distintos modelos de fusiles, miles de personas irán pereciendo gracias al poder expansivo de la pólvora y de su capacidad de propulsar proyectiles. Unos morirán en los campos de batalla, a menudo sin saber las razones por las que estaban luchando. Otros morirán delante de los paredones, a causa de las descargas de los piquetes de ejecución.

En las sociedades en las que ha existido o existe la pena de uerte los verdugos profesionales siempre han sido pocos. Y el número de artefactos de ejecución (garrotes, guillotinas, sillas eléctricas… ) limitados. Al contrario, una de las particularidades del fusilamiento es que se lleva a cabo con un instrumento del que existen millares de ejemplares: todas las existen millares de ejemplares: todas las sociedades cuentan con sus unidades de infantería provistas de fusiles, a las órdenes de sus respectivos oficlales.

Esta fácil disponibilidad de Instrumentos de ejecución y de ejecutores listos para utilizarlos (entrenados para recibir órdenes sin cuestionarlas), ha hecho que las victimas e fusilamientos sean mucho más numerosas que las de otros sistemas de ejecución. El fusilamiento, además de ser la forma más habitual de ejecución en los códigos de justicia militar, ha sido también la principal forma de ejecución de la población civil por parte de los militares.

Y no sólo por parte de los ejércitos invasores o colonialistas: a menudo el ejército de un país ha sido el mayor verdugo de su población. Es un hecho que se ha repetido en las distintas revoluciones armadas y en los golpes de estado promovidos por militares. En estos casos, los juzgados en los que se han dictado estas enas de muerte masivas han sido los despachos de los políticos o los cuarteles: con el objetivo de aniquilar la oposición, de infundir el terror o como simple venganza.

Ejecuciones de este tipo, durante la Guerra Civil Española, fueron, por ejemplo, las llevadas a cabo por los sublevados en la plaza de toros de Badajoz, o las de los republicanos en Paracuellos del Jarama. Ambos bandos fueron responsables de distintos episodios como estos. El conocido cuadro de Goya «Los fusilamientos del 3 de mayo» también representa una situación de este tipo: la represión francesa contra los españoles alz