Gorgojo

Gorgojo gy nahomy-bctancourlh cbenpanR 16, 2016 7 pagos Introducción Los escarabajos descortezadores (llamados gorgojos del pino en Centroamérica) de los génerosDendroctonus e Ips son los insectos de mayor importancia económica en los bosques de coníferas y se extienden desde Canadá y los Estados Unidos hasta Nicaragua. De las varias especies que se encuentran en Centroamérica, el gorgojo descortezador Dendroctonus frontalises una de las plagas más dañinas.

Las pérdidas provocadas por éste pueden ser reducidas a través de programas de monitoreo, detección, evaluación y control directo (ver Billings et al. 990, 1996 a, b). Sin embargo, la medida más recomendada para prevenir las plagas es el buen manejo del rodal potencialmente susceptible antes de que las plagas aparezcan. Esta guía de campo describe coma reconocer los ataques del Dendroctonus fro los gorgojos secunda los bosques de pino descortezadores y có directo.

Estas recom or7 s su A los ataques de ás, describe es de gorgojos prevención y control en los muchos años de experiencia de los autores en el manejo de plagas en Honduras, Nicaragua, Guatemala y el estado de Texas. ¿Qué es el gorgojo del pino? El gorgojo del pino es un insecto descortezador que ataca os pinares. Entre las vanas especies de gorgojos del pino en Centroamérica, una de las más destructivas es el Dendroctonus frontalis. Los adultos (ver foto en la portada) son escarabajos pequeños (miden de 3 mm Swipe to vlew next page mm hasta 4 mm de largo, como la mitad de un grano de arroz).

Inician sus ataques en pinos debilitados por rayos, fuegos, alta densidad de rodal u otras causas. Una vez que tienen más de 30-50 pinos Infestados, las infestaciones (brotes) son capaces de crecer rápidamente si no se aplica ningún control (ver foto en la portada). Bajo estas condiciones de plaga, los gorgojos pueden matar hasta pinos anos en bosques ralos. Las crias del gorgojo (huevos, larvas, pupas y adultos nuevos) se desarrollan dentro de la corteza de pinos infestados (Fig. 1), cumpliendo el ciclo de vida en 4 a 6 semanas.

Al emerger del árbol, los adultos nuevos vuelan en búsqueda de un hospedante nuevo y solamente sobreviven unos pocos dias fuera del árbol. ¿Cómo se reconocen los ataques del gorgojo del pino? A primera vista, el síntoma de que un árbol ha sido atacado por el gorgojo del pino es el descoloramiento del follaje. Las acículas cambian de color verde a color amarillento y luego a rojo o marrón. Al acercarse a un pino infestado, uno puede ver pequeñas acumulaciones de resina o «grumos» en las grietas de la corteza, que indican las entradas de gorgojos padres.

Al sacar la corteza de un pino con copa amarillenta o roja, se encuentran galerías en forma de «Si’ y llenas de aserrín, indicando ataques delDendroctonus frontalis. Si las galerías son en forma de o «H» y vacías de aserrín, éstas señalan ataques por los escarabajos secundarios del género Ips. Por lo general, los escarabajos de Ips se encuentran en los mismos árboles atacados por el Dendroctonus frontalis, ocupando la parte su e Ips se encuentran en los mismos árboles atacados por el Dendroctonus frontalis, ocupando la parte superior del fuste.

En el caso de pinos tumbados o trozas, la presencia de aserrín de color café sobre la corteza es otro signo del ataque de Ips. Es importante reconocer que los gorgojos del pino del género Dendroctonus solamente atacan árboles en pie. En cambio, los delps prefieren colonizar pinos tumbados o árboles en pie muy debilitados por sequias, resinación severa, fuegos u otras causas y rara vez producen brotes en expansión. Se han propuesto tres categorías de árboles infestados, las que eflejan las diferentes fases del ataque.

El número de árboles en cada una de las fases de desarrollo y dónde se ubican en el brote es la clave para determinar si un brote es actlvo y crecerá. Es esencial reconocer estas tres fases para determinar correctamente la necesidad de control (para más detalles, ver Billings et al. 1990). ¿Cómo se pueden prevenir las plagas? Sin duda, el mejor método de reducir las pérdidas en los bosques debido a los gorgojos es aplicar todos los años un buen manejo forestal, monitorear constantemente la condición del rodal y controlar los brotes tan pronto como sean detectados.

Se recomiendan las siguientes medidas preventivas para mantener los bosques de pino en un estado de buena salud: Eliminación de los pinos de alto riesgo: Durante los primeros años del establecimiento de los rodales, se recomiendan los raleos de saneamiento, que consisten en la eliminación de los árboles de mala forma, los bifurcados, los suprimidos, los con copas q eliminación de los árboles de mala forma, los bifurcados, los suprimidos, los con copas quebradas y los que tienen troncos sinuosos.

También, se deben eliminar los árboles infectados severamente por los muérdagos, las enfermedades u otros gentes fitosanitarios. Tales árboles debilitados pueden atraer los gorgojos de los génerosDendroctonus e Ips. Regulación de las densidades: En los bosques jóvenes, se deben hacer raleos (aclareos) cada 5-10 años empezando a los 8 – 12 años de edad para reducir la competencia entre los árboles y mantener un crecimiento rápido (Fig. 10). Los rodales de pino que han sido raleados periódicamente son más capaces de resistir el ataque inicial y también el crecimiento de brotes establecidos.

Una densidad ideal de rodal sería entre 18 – 20 metros cuadrados por hectárea (80 – 90 pies cuadrados por acre). Los árboles con opas escasas, los suprimidos e intermedios, son los primeros a cortar, dejando en pie los árboles dominantes y codominantes con características de buena salud (copa viva y vigorosa). Evitar los incendios forestales: Los bosques debilitados frecuentemente por fuegos o incendios son más susceptibles al ataque de gorgojos.

En cambio, en los rodales de 10 años o más de edad, las quemas prescriptas cada 3-5 años pueden reducir la competencia entre los árboles al eliminar los árboles suprimidos en los rodales muy densos y las plantas en el sotobosque. Reducir los daños durante el aprovechamiento forestal: Durante os raleos y otras oportunidades de aprovechar árboles de un rodal, se deben tomar precauciones para minimizar oportunidades de aprovechar árboles de un rodal, se deben tomar precauciones para minimizar las heridas en los pinos vivos.

Al mismo tiempo, se deben marcar y aprovechar los pinos dañados por rayos, operaciones abandonadas de resmación, muérdagos, enfermedades u otras causas de mala condición. Si algunos árboles quedan sin corteza en los troncos debido al equipo de extracción, éstos también deben ser eliminados del rodal. Regeneración de los rodales sobremaduros: Los pinos de edad ayor (más de 60 años) son menos resistentes a los ataques del gorgojo. En bosques comerciales, los rodales sobremaduros deben ser aprovechados y los sitios regenerados nuevamente con pinos.

Plantar los pinos en sitios adecuados: Los pinos no crecen bien si no son plantados en sitios adecuados. Los pinos ubicados en suelos muy pobres o no muy profundos tienen un alto riesgo de ser afectados por insectos y enfermedades. Favorecer los rodales de diversas edades y de especies más resistentes: Los bosques de pino sufren menos daño de plagas si constan de una diversidad de especies y edades. Por jemplo, en Honduras el Pinus oocarpa y el Pinus caribaea son más susceptible a los ataques de gorgojos en comparaclón al Pinus pseudostrobus.

En Guatemala, el Pinus ayacahuite es la especie de pino de menor susceptibilidad. Los bosques de pino mezclados con latifoliados son menos susceptibles al ataque del gorgojo que los bosques puros de pino. La Consejería de Medio Ambiente ha ampliado a 119 el número de municipios afectados por la plaga de tomicus destruens, insectos perforadores de pinos municipios afectados por la plaga de tomicus destruens, insectos perforadores de pinos que han afectado a 20 pueblos más que ace un mes y medio cuando se declaró oficialmente la plaga. Desde la publicación de la orden de plaga, 4. 00 pinos han sido descortezados y podados por ser obligatorio su tratamiento. La Generalitat Valenciana ha atribuido desde el principio la infección a la intensa sequía en los bosques y aunque asegura que el tratamiento ha ayudado, dice que «solo los episodios de lluvia serán los que de forma definitiva hagan parar la plaga». El tomicus destruens es un pequeño escarabajo que perfora el tronco de los árboles y excava galerías a uno o dos centímetros de la superficie. El avance de su infección destruye los tejidos conductores de la savia de los árboles que pueden acabar muriendo.

La Consejería de Medio Ambiente asegura que la plaga es «consecuencia de la sequía extrema a la que se han visto sometidos los montes de la Comunidad Valenciana» que les ha llevado a «una situación de gran debilidad que ha propiciado la presencia de plagas y enfermedades, especialmente en los pinares». Aunque el pasado 3 de noviembre, con 99 municipios afectados, la Generalitat Valenciana publicó una orden que obligaba al tratamiento de los árboles afectados, esto no ha sido suficiente ara frenar el avance de la plaga, que afecta ya a 50 municipios de Castellón, 50 de Valencia y 11 de Alicante.

El tratamiento, obligatorio, consiste en el descortezado de los árbolesin situ antes de talarlos para sacarlos de la zona afectada, cuyo coste corre a cargo de los de talarlos para sacarlos de la zona afectada, cuyo coste corre a cargo de los propietarios de las parcelas. En as zonas de actuación prioritaria, así como en los montes públicos gestlonados por la Generalitat es la Consejer(a de Medio Ambiente la encargada de realizar los trabajos. Hasta el momento más de 4. 00 ejemplares de pino han sido talados (450 en Castellón, 2. 00 en Valencia y 900 en Alicante), según ha informado este lunes Medio Ambiente. Acció Ecologista-Agró y el sindicato UGT se han quejado de que los recortes han favorecido el avance de la plaga. «Esto ha ocurrido por la combinación de un periodo sensible por la sequía y por la bajada de las tareas de vigilancia», ha criticado Carles Arnal, portavoz de Acció Ecologista-Agró. «En los dos últimos años ha habido un recorte de personal de brigadas de Consejería y Vaersa que hacían una tarea importantísima de vigilancia de los íntomas, toma de muestras y control de las infecciones», ha explicado.

La Consejería de Medio Ambiente ha explicado que hay en torno a 14 brigadas trabajando para intentar aplacar la plaga. «Estamos preocupados par las tareas de extracción de la madera y tenemos miedo de que pase algo semejante a lo que pasa con la extracción de madera quemada para biomasa», ha añadido Carles Arnal. «Aunque se podría hacer de una manera selectiva y cuidadosa» esta tarea sale muy cara a los propietarios, que suelen elegir «empresas de biomasa que utilizan maquinaria pesada y entrana saco en el monte».