Embriologia

Embriologia gy gus022 AcKa6pR 03, 2010 | 8 pagos EMBRIOLOGÍA DEL SISTEMA MUSCULAR Y ESQUELÉTICO (SE). Cada lámina de mesodermo en los vertebrados, se diferencia en tres regiones: una dorsal, epimero o mesodermo paraxial; una media, mesómero o mesodermo intermedio; y una ventral, hipómero o mesodermo de la placa lateral, El sistema esquelético en el embrión se divide en el mesodermo paraxlal (MP) o dorsal y el la lámina lateral de la cresta neural. El mesodermo paraxial o dorsal, a su vez se divide en somitómeros que corresponde a la región cefálica, y en los somitas que corresponde a la región occipital hacia atrás.

Estos somitas se encuentran en una porción ventromedial llamada esclerotoma, y en una porción dorsolateral denominada Dermomiotoma. De las células del esc que posteriormente y osteoblastos del es vértebras. org oto a fo al mesénquima tos, condroblastos rán origen a las La lámina lateral o somática dará origen a la cintura escapular, cintura pélvica y a los huesos largos de las extremidades. Las células de la cresta neural en la región de la cabeza forman el mesénquima que da origen a los huesos de la cara nasal, lagrimal y parte del frontal.

Los somitas y somitómeros occip tales ormarán los huesos de la bóveda craneana y los huesos de la base del cráneo. El cráneo se divide en neurocráneo y viscerocráneo, el neurocráneo tiene dos porciones: membranosa, que forma los huesos planos y cartilaginosa o condrocráneo. El viscerocráneo se origina de los primeros arcos branquiales. De el primer arco branquial se originan la apófisis maxilar (hueso cigomát cigomático, maxilar y parte del temporal), y la apófisis mandibular o cartílago de Meckel (maxilar inferior).

La apófisis mandibular y el segundo arco branquial forman los huesos del oído interno: Yunque, martillo y estribo. ttp://www. virtual. unal. edu. co/cursos/2003897/lecciones/cap3/3 -4esqueletico. html OSIFICACION El proceso mediante el cual se forma el hueso se denomina osificación. En el embrión, existe un precursor del esqueleto formado por tejido cartilaginoso hialino y mesénquina embrionario que ya tiene una forma característica a partir de las seis semanas (*).

La formación de hueso sigue dos procesos diferentes: Osificación intermembranosa: La osificación intramembranosa es la que produce preferentemente huesos planos y, como su nombre indica tiene lugar dentro de una membrana de tejido conjuntivo. En este proceso, algunas de las células mesenquimatosas que forman las membranas de tejido conjuntivo son transformadas en osteoblastos constituyendo un centro de osificación alrededor del cual se va formando hueso.

Se pueden distinguir los siguientes pasos: * Las células mesenquimatosas se agrupan en racimos en el centro de osificación y se transforman primero en células osteoprogenitoras y luego en osteoblastos (*) * Los osteoblastos segregan matriz ósea y fibrillas de colágeno hasta que quedan rodeados por completo * Cuando están rodeados por completo por matriz ósea, los steoblastos se transforman en osteocitos formando lagunas y canalículos entre ellos.

Las fibras de colágeno quedan atrapadas en la sustancia fundamental (k) * El depósito de calcio y de sales minerales endurece la matriz ósea al cabo de unos días * Mientras se produce sales minerales endurece la matriz ósea al cabo de unos días * Mientras se produce la calcificación de la matriz ósea aparecen las trabéculas o espículas óseas que se unen en una estructura en forma de malla dando lugar al hueso esponjoso. La lámina central de hueso esponjoso se recubre por cada uno de us lados por placas de tejido óseo compacto. na vez formado, el hueso plano crece de tamaño mediante la adición de más hueso por sus bordes Osificación osteocondral * Casi todos los huesos del cuerpo se forman a partir de estructuras cartilaginosas en las que la osificación se extiende desde el centro hasta los márgenes, un proceso denominado crecimiento aposicional. Al mismo tiempo la división celular de los condrocitos seguida de la secreción de sustancias que forman la matriz resulta en un crecimiento intersticial.

A partir de la 5 0 6 semanas de la destación el modelo cartilaginoso del hueso argo está completamente formado El modelo cartilaginoso desarrolla un periostio y, en el centro se desarrolla un collar, en el que los osteoblastos (que se han diferenciado a partir de condrocitos) depositan hueso. Poco después de la aparición del collar óseo, el cartílago comienza a calcificarse (*) formandose un centro de osificación primario al penetrar un vaso en el centro de la diáfisis.

Simultáneamente a la osificación endocondral que avanza desde la diáfisis hacia las epífisis de forma la cavidad medular, creciendo el hueso en longitud (+) MAXILARES I o ARCO BRANQUIAL o FARINGEO (MANDIBULAR) ttp://www. sonrisa. org. ve/embrioV3A. jpg El cart[lago del primer arco branquial está formado por una porción dorsal llamada proceso maxilar, que se extiende hacia adelant 31_1f8 está formado por una porción dorsal llamada proceso maxilar, que se extiende hacia adelante debajo de la región correspondiente al ojo, y una porción ventral, el proceso mandibular o cartnago de Meckel.

En el curso del desarrollo ambos procesos, el maxilar y el cartílago de Meckel, experimentan regresión y desaparecen, excepto en dos pequeñas porciones en los extremos dorsales que persisten y orman, respectivamente, el yunque y el martillo . El mesénquima del proceso maxilar dará origen más tarde al premaxilar, maxilar, hueso cigomático y parte del hueso temporal por osificación membranosa. El maxilar inferior se forma de manera análoga por osificación membranosa del tejido mesenqumético que rodea al cartílago de Meckel. Únicamente una pequeña porción del cartílago de Meckel experimenta transformación fibrosa.

En consecuencia, los procesos maxilar y mandibular contribuyen en gran medida a la formación del esqueleto facial por osificación membranosa. Además, el primer arco contribuye a la formación de los huesos del oído medio. La musculatura del primer arco branquial está constituida por los músculos de la masticación (temporal, masetero y pterigoideos), el vientre anterior del digástrico, el milohioideo, el músculo del martillo y el periestafilino externo. Los músculos de los diferentes arcos no siempre se adhieren a los componentes óseos o cartilaginosos de su propio arco, sino que a veces emigran hacia regiones adyacentes.

Sin embargo, el origen de estos músculos siempre puede conocerse, dado que su inervación proviene del arco de origen. La inervación de los músculos del primer arco llega únicamente por la rama maxilar inferior del nervio trigémino. Como el mesenquim del primer arco llega únicamente por la rama maxilar inferior del nervio trigémino. Como el mesénquima del primer arco contribuye también a la dermis de la cara, la inervación sensitiva de la piel facial es sumnistrada por las ramas oftálmica, maxilar superior y maxilar inferior. ara ver el gráfico seleccione la opción ‘Descargar” del menú superior SEGMENTO INTERMAXILAR Como resultado del crecimiento medial de los procesos maxilares, los dos procesos nasales internos se fusionan no olamente en la superficie, sino también a nivel más profundo. Las estructuras formadas por la fusión de estos procesos reciben en conjunto, el nombre de segmento intermaxilar. Comprende los siguiente: 1) Un componente labial, que forma el surco subnasal en la línea media del labio superior 2) un componente maxilar superior, que lleva a los cuatro incisivos; y 3) un componente palatino que forma el paladar primario triangular.

Una pequeña porción de la parte media externa de la nariz probablemente también deriva del segmento intermaxilar. En direccion craneal al segmento intermaxilar. En dirección craneal el segmento ntermaxilar se continua con la porción rostral del tabique nasal, que es formado por la prominencia frontal. FORMACION DEL CRANEO El cráneo está formado a partir del mesodermo vecino a las vesículas encefálicas, presenta dos sectores muy bien definidos denominados Neurocráneo y viscerocráneo o splacnocráneo, y ambos están integrados por huesos que se desarrollan tanto por osificación intramembranosa como por endocondral. 1] El neurocráneo constituye el habitáculo que aloja el encéfalo y además conforma las cápsulas que encierran los órganos olfatorios, los ojos y los oídos. ncéfalo y además conforma las cápsulas que encierran los órganos olfatorios, los ojos y los ordos. En el neurocréneo se pueden considerar a su vez dos porclones: 1) la boveda craneal (calota) llamada también osteocráneo o desmocráneo y 2) la base del cráneo o condrocraneo, denominada así por el mecanismo de osificación endocondral. El viscerocráneo forma el esqueleto de la cara y aporta algunos huesos y cartílagos al sector del cuello.

La base del cráneo en la línea media o sagital, está compuesta pnncpalmente por tres huesos: 1) El occipital, alrededor del agujero occipital ) El esfenoides, situado debajo de la región hipofisiaria del cerebro que corresponde al cuerpo del esfenoides 3) El etmoides, situado debajo del sector anterior del telencéfalo y que se extiende hasta la región nasal. La base de cráneo parasagital esta compuesta por: 1) El esfenoides, alas mayores. 2) El temporal, lo que corresponde al peñasco, región petrosa.

EMBRIOLOGIA DE LA BASE CRANEAL Los eventos específicos que conllevan a la diferenciación prenatal y crecimiento postnatal de la base del cráneo, dictan las características morfológicas finales de esta compleja área anatómica. Solo a través del entendimiento de estos eventos puede el clínico involucrarse en el tratamiento de condiciones congénitas, neoplásicas, y traumáticas del desarrollo de la base del cráneo, y tener un fundamento firme para las intervenciones terapéuticas y las investigaciones científicas de estas condiciones.

Tomando el contexto de to Ollo embriológico de base del cráneo se desarrolla a través de intrincadas interacciones de proliferación celular, migración, reabsorción y crecimiento. Los componentes esqueletales de la base craneal se derivan de las células de la cresta neural y el mesodermo ara-axial, el cual se condensa durante la cuarta semana de crecimiento intrauterino y en última instancia dan formación a los cartílagos y estructuras óseas de la base del cráneo. El mesénquima no es encontrado antes del día 18, mientras las células de la cresta neural invaden la región.

La interacción mutua de la superficie del ectodermo, neuroectodermo y mesénquima, permite el desarrollo craneofacial en este estadio te mprano. Los eventos más tempranos de la formación del cráneo son precedidos por un desarrollo temprano del cerebro, nervios craneales, ojos, y oídos. La formación normal del condrocráneo es dependiente de la presencia de estas estructuras previamente formadas. [2] http://www. javeriana. edu. co/FacuItades/Odontologia/posgrados ‘ortodoncia/articulos revision/20 revision. tml ALVEOLAR Se denomina hueso alveolar, al hueso de los maxilares que contiene o reviste las cuencas o alveolos, en las que se mantienen las raíces de los dientes. Es un hueso fino y compacto con múltiples y pequeñas perforaciones, a través de las que pasan los vasos sanguíneos, nervios y vasos linfáticos. Es por tanto hueso alveolar, aquel hueso ya sea del maxilar uperior o de la mandlbula (maxilar inferior) que contenga las raíces de los dientes. Si pudiéramos mirar un cráneo que ha estado perdiendo dientes, veríamos que los huesos maxilares, no son solo planos óseos horizontales.

Dentro del hueso hay pequeños cráteres que marcan el lu Dentro del hueso hay pequeños cráteres que marcan el lugar donde los dientes deben insertarse. Estos espacios son los alveolos y sus paredes son llamadas procesos alveolares. Conforme el diente va erupcionando a través de la encía, el proceso alveolar se desarrolla alrededor de los dientes para ayudar a sostenerlos dentro de los maxilares Hueso alveolar Conforme se produce la formación de la raíz y del cemento se produce la generación de nuevo hueso en el área adyacente.

En toda osteogénesis las células formadoras de hueso se conocen como osteoblastos, células que, en el caso del hueso alveolar, proceden del folículo dentario. De modo similar a la formación del cemento primario, las fibras de colágeno son creadas en la superficie cercana al diente, y permanecen durante el anclaje de los ligamentos. El hueso alveolar no es una excepción a nivel de la fisiologíaósea: aun en un estado de equilibriose produce ontinuamente osteogénesis, por parte de los osteoblastos, y resorción ósea, por parte de los osteoclastos.

En el caso de que exista una ortodoncia que presente una resistencia al movimiento dentario, el área de hueso bajo dcha fuerza compresiva poseerá una gran cantidad de osteoclastos, que provocarán una resorción ósea neta. En el sentido que oponga menor resistencia se producirá un movimiento óseo resultante de la existencia de una mayor densidad de osteblastos, por lo que se dará una ostegénesis neta. http://www. monografias. com/trabajos63/desarrollo-embriologico -dientes/desarrollo-embrioIogico-dientes2. shtml 81_1f8