El estado

Estadol es un concepto político que se refiere a una forma de organización social, económica, política soberana y coercitiva, conformada por un conjunto de instituciones, que tienen el poder de regular la vida comunitaria nacional, generalmente sólo en un territorio determinado o territorio nacional; aunque no siempre, como en el caso del imperialismo.

Suele incluirse en la definición de Estado el reconocimiento por parte de la comunidad internacional como sujeto de derecho internacional. El concepto de Estado difiere según los autores que rabajan este concepto,2 pero algunos de ellos definen el Estado como el conjunto de instituciones que poseen la autoridad y potestad para establecer las normas que regulan una sociedad, teniendo soberanía interna y externa sobre un territorio determinado.

Max Weber en 191 g, define el Estado SwiFQ to nut page moderno como una institucional que ha t de un territorio la vio dominación y que, co materiales en manos OF2 ad cia f’ n con carácter nopolizar dentro o medio de dos los medios xpropiado a todos los seres humanos que antes disponían de ellos llos por derecho propio, sustituyéndolos con sus propias jerarquías supremas». 3 por ello se hallan dentro del Estado instituciones tales como las fuerzas armadas, la administración pública, los tribunales y la policía, asumiendo pues el Estado las funciones de defensa, gobernación, justicia, seguridad y otras, como las relaciones exteriores.

Probablemente la definición más clásica de Estado, fue la citada por el jurista alemán Hermann Heller que define al Estado como una «unidad de dominación, independiente en lo exterior e interior, que actúa de modo continuo, con medios de poder ropios, y claramente delimitado en lo personal y territorial» Además, el autor define que sólo se puede hablar de Estado como una construcción propia de las monarquías absolutas (ver monarquía absoluta) del siglo xv, de la Edad Moderna. No hay Estado en la Edad Antigua», señala el autor. 4 Asimismo, como evolución del concepto se ha desarrollado el «Estado de Derecho» por el que se Incluyen dentro de la organización estatal aquellas resultantes del imperio de la ley y la división de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) y otras funciones, como la emisión de moneda propia.