EL BATO

EL BATO gy misdoshijos cbenpanR 16, 2016 P, pagos EL BATÚ Los tainos disfrutaron el juego de pelota o bato. Es de slgniflcado religioso. Celebrado en el batey, este de forma rectangular, piso hecho de barro apisonado. Estaba bordeado con grandes piedras que tenían hermosos petroglifos o dibujos de piedras que representaban las imágenes de algunos de sus cemies. La pelota que se usaba era preparada con raíces, hierbas Y g0ma. Los tainos lo mezclaban todo, hirviéndolo hasta formar una pasta, luego se le daba forma.

ASÍ, obtenían una pelota pesada pero que rebotaba con facilidad al arro’arla. Para el ‘uego se necesitaban os equipos con 23 De acuerdo a las regl no _ manos, solo se permi usar las caderas. Cuando sentaban alrededor ora . la elota con las dillas, los codos o los asistentes se s especiales, asi como el cacique y sus ayudantes, ocupaban sus dujos. Para iniciar el juego los equipos se colocaban a los lados de la cancha, entonces, uno de los jugadores lanzaba la pelota al equipo contrario. Si a uno se le caía la pelota y rebotaba, podía seguir jugando.

En cambio, si la pelota se caía sin rebotar, se anotaba una falta a ese equipo, el menos falta tuvie SWipe page tuviera ese ganaba. El juego de batú o de pelota se celebraba en un batey -plaza eremonial- rectangular con piso compacto de tierra apisonada, sus linderos estaban demarcados por hileras de grandes piedras que podían presentar representaciones de cemíes. Competían dos bandos de 12 jugadores cada uno -hombres o mujeres- usando el yuke, cinturón ceremonial; el número podía incrementarse siempre en múltiplos de doce.

El juego consistía en lanzar el batú al aire, luchando ambos bandos por no dejarlo caer en sus respectivos lados, devolviéndolo con cualquier parte del cuerpo menos con las manos, pudiendo ser rebotado contra las piedras que marcaban el límite del campo de juego; el bando que lo dejara rodar por el iso perdía un punto. Era un importante evento social, podía ser inter-tribal, y en ocasiones se jugaba para decidir el futuro de un enemigo capturado o un castigo.

Los espectadores se sentaban alrededor de la cancha; los invitados especiales, el cacique y sus ayudantes ocupaban sus duhos. Se jugaba por diversión o deporte. Para iniciar el juego los equipos se colocaban a los lados de la cancha, entonces, uno de los jugadores lanzaba la pelota al equipo contrario. Aunque en ocasiones se jugaba para decidir el futuro de un enemigo capturado o como medio de decidir un castigo. Maguana, en Utuado y T uturo de un enemigo capturado o como medio de decidir un castigo. Maguana, en Utuado y Tibes, en Ponce, fueron parques ceremoniales tainos.

En estos parques se colocaban hileras de piedras que grababan con figuras de sus dioses. A estas piedras grabadas se les conoce como petroglifos. Petro significa piedra, glifo es grabar. Es grabar sobre una piedra. El Batú combinaba principios de voleibol y fútbol europeo y su objetivo primordial era mantener la bola en el aire mediante golpes con cualquier otra parte del cuerpo, como las caderas, rodillas, codos, cabeza, pecho, menos con las manos. Los spectadores varones acostumbraban hacer apuestas con frutas, prendas, artesanía y otros bienes.

El batú es el juego más antiguo de Puerto Rico. Este juego despertó el interés de los colonizadores españoles, debido a que la pelota que utilizaban rebotaba, y este fenómeno era desconocido en Europa. Cada vez que la pelota tocaba el piso constituía un punto para el adversario. En Puerto Rico aún se conservan los dos parques ceremoniales indigenas donde se practicaban los areytos y el batú, estos son: El Parque Ceremonial Caguana en Utuado y El Parque Ceremonial El Tibes en Ponce. 31_1f3