El aprendizaje

El aprendizaje gy clizabcth987 A2Ka5pR 03, 201C 4 pagcs TEORIAS DEL APRENDIZAJE Se han postulado tres teorías para explicar el proceso por el cual adquirimos pautas de conducta. Se trata de las teorías del: • condicionamiento clásico • condicionamiento operante • aprendizaje social Condicionamiento clásico: En esencia, consiste en establecer una asociación entre un estimulo condicionado y un estimulo incondicionado. Cuando se asocian, el estimulo irresistible y el neutro, este último se convierte en estimulo condicionado y adquiere las propiedades del estimulo incondicionado.

El condicionamiento clásico explica porque los villancicos navideños despiertan recuerdos dulces de la infancia: asociamos los cantos con el espíritu festivo de navidad evocamos recuerdos y sentimie o. En el entorno ora Sv. ipeto de una organización condicionamiento clé o. Po vez que los directivo el gerente de la fábri namiento de en a planta fabril cada ogramada una visita, dministrativas y lavaría las ventanas. Así pasarían los años.

Al cabo, los empleados explayarían su mejor comportamiento y lucirán acicalados y propios cada vez que lavarían las ventanas, incluso en las casiones fortuitas en cada que la limpieza no se relacionara con una visita de los jefes. Aprendieron a asociar el lavado de las ventanas con una visita de los directivos. El condicionamiento clásico es pasivo. Algo sucede y reaccionamos de una manera que surge en respuesta a Swipe to vlew next page al acontecimiento concreto identificable. Así es posible explicar las conductas reflejas simples. Pero en general el comportamiento (un impulso más que una reacción; voluntario más que reflejo).

Condicionamiento operante: según el condicionamiento operante, la conducta depende de sus consecuencias prendemos a comportarnos, para conseguir lo que queremos o evitar lo que no queremos. La conducta operante es una conducta voluntaria o aprendida, en contraste con la conducta refleja, no aprendida. Se supone que el comportamiento esta determinado desde fuera (es decir, aprendiendo) y no desde adentro (como si fuera reflejo innato). Skinner afirmaba que en general unas consecuencias agradables por exhibir ciertas formas de conducta aumentaría la frecuencia de esta.

Es más probable que emprendamos las conductas deseadas si ay un refuerzo por ello. Las recompensas son más eficaces si siguen inmediatamente a la respuesta esperada. Además, un comportamiento que no se premia, o que se castiga tiene menos probabilidades de repetirse. Aprendizaje social: los individuos también aprenden observando lo que les sucede a los demás e incluso solo escuchando o por experiencias directas. ASÍ, por ejemplo, buena parte de lo que hemos aprendido proviene de observar modelos: padres, maestros, compañeros actores de cine y televisión, jefes, etc.

Se ha descubierto que cuatro procesos determinan la influencia que un modelo tendrá en un individuo. 1. Procesos de atención: aprendemos de un modelo solo cuando reconocemos y prestamos atencion a sus características undamentales. 2. de un modelo solo cuando reconocemos y prestamos atención a sus características fundamentales. 2. Procesos de retencion: la influencia de un modelo dependerá de lo bien que el individuo recuerde la acción del modelo después de que este ya no esté disponible. 3.

Procesos de reproducción motriz: después de que una persona vio una conducta de parte del modelo, la observación debe convertirse en acto. 4. Procesos de reforzamiento: los individuos se sentirán motivados a exhibir la conducta del modelo si reciben incentivos o recompensas. Conductismo Este concepto surge a partir del trabajo del Psicólogo John Broadus Watson (1924/1961 quien propone que el conductismo o psicología objetiva es una ciencia natural abocada al campo de las diversas adaptaciones humanas.

Desde el punto de vista del fundador del análisis experimental del comportamiento, g. F. Skinner (1974/1977, p. 13), conductismo viene a ser la filosofía de la ciencia de la conducta, ocupada de esclarecer problemas tales como: ¿Es posible tal ciencia? ¿puede explicar cualquier aspecto del comportamiento humano? ¿Qué métodos puede emplear? ¿Cuán válidas pueden ser sus leyes comparadas con las de otras ciencias «duras»? ¿Generará tecnología? ¿Cuál será su papel en los asuntos humanos? Otro reconocido líder de esta corriente en su modalidad interconductual, J.

R Kantor (1963/1990), define el conductismo como «una renuncia a las doctrinas del alma, la mente y la consciencia», para ocuparse del «estudio de los organismos en interacción con sus ambientes» (p. 573). En términos más amplios, lo consid 3Lvf4 de los organismos en interacción con sus ambientes» (p. 573). En términos más amplios, lo considera como equivalente al término «ciencia» (Kantor 1968, cit. por Campos, 1973, p. 91), dado que se ocupa de la naturaleza a partir del «principio del omportamiento».

Así, la química estudia el comportamiento de los elementos y la sustancia, la física estudia el comportamiento de los objetos y sus propiedades, la astronomía estudia el comportamiento de los astros y galaxias, y la Psicologia estudia las interacciones entre los organismos y su entorno. En suma, «conductismo» constituye una manera de estudiar lo psicológico desde la perspectiva de una ciencia de la conducta, sin mentalismo (atribuciones dualistas extra materiales como el alma o la mente), ni reduccionismos (utilizar explicaciones tomadas de disciplinas como la neurología, la lógica, la sociología o el rocesamiento de información).

Esto no significa «dejar de lado los procesos cognitivos», como tantas veces se interpreta mal, sino considerarlos como «propiedades de la conducta en función». O sea, comportamientos sujetos a las mismas leyes que el comportamiento manifiesto que involucran respuestas lingüísticas y sensoriales de tipo encubierto, las cuales, para ser investigadas, deben especificarse en términos del tipo de interacción, amplificarse mediante aparatos o acudir al auto informe del individuo. Bibliografía: Comportamiento organizacional, Stephen P. Robbins, Editorial Pearson Hall, decima edición.