Dialnet ElCambioDeNombre 4767712

Dialnet ElCambioDeNombre 4767712 gy Encko-Rojo $eapa,1F 16, 2016 41 pagcs EL CAMBIO DE NOMBRE Alcides Morales Acacio Fecha de Recepción: Enero xW2011 Fecha de Aceptación: Enero xx/2011 RESUMEN Es el vocativo con que se designa una persona y comprende el nombre, apellidos y, cuando lo hay, el seudónimo, el sobrenombre o apodo y nace por la necesidad del lenguaje de identificar a los seres humanos y las cosas.

Es un atributo de la personalidad y un derecho fundamental or ue está vinculado al ser hum PACE 1 oral consagrado normativ en Colombia, hay liberta ara a inalienable, imprescri os demás, uno e inm da la ley, o por voluntariedad, erecho; obviamente rizado como Ivo excepciones que (sustitución, rectificación, corrección, adición). PARRA BENITEZ, Jorge y Álvarez G. , Luz Elena. El Estado y su Registro en Colombia. Librería Jurídica. Comlibros. Medellín Colombia 2008. Págs. , 1 a 7, 14 a 23, 27 a 29, 29 a 33, 37 a 41 -Angarita Gómez, Jorge.

El Estado Civil y Nombre de la Persona Natural, Librería Jurídica Sánchez R. Ltda. , Medellín. Diseño diagramación e impresión Editorial Marín Vieco Ltda. 1995. Págs. : 39 a 43, 59, 69, 70, 71, 75, 77, 89, 90 egislativa, Tratados, Declaraciones y Convenios sobre Menores. Editorial Leyer, Santa Fe de Bogotá, 1996. Págs. 31 , 86, 96, 1 59, 245, 252. Vélez, Fernando Estudio sobre el Derecho Civil Colombiano, Segunda Ediclón corregida y aumentada por el autor y por Luis Ángel Arango, tomo primero, Imprenta Paris – América, 14 Boulevard Poissonniére, 14. Paris. Pág. 59. León Henry, Mazeaud, Jean.

Lecciones de Derecho Civil, primera parte, volumen II, Los Sujetos de Derechos. Las Personas, Traducción de Alcalá Zamora, Luis y Castillo Abogado. Ediciones Jurídicas Europa — América, Buenos Aires, 959, págs. 118 y 122. pueden consultarse las Sentencias: Honorable Corte Suprema de Justicia, Sentencia de 36 de marzo de 1989. corte constitucional: T-912 de 17 de juno de 2000. VIP Alejandro Martínez caballero, T-477 de 23 de octubre 1995T-ogo de 1996, T-1 68 de 24 de febrero de 2005. MP Manuel Cepeda Espinosa, C-152 de 1994, C477 de 7 de julio de 1999, T-1229 de 22 de noviembre de 2001 MP Marco Gerardo Monroy Cabra.

Las normas Constitución política: Arts: 14, 16, l, 13, 15, 18, 20, 21, 44, 42, 5, del Código Civil: Arts: 74, 1521, 1523, 15, 277, 279, 282 Código del Menor, C de M, Decreto 2737 de 1989, Arts: 30-1, 31-1 Código de la Infancia y la Adolescencia, CIA, Arts: 25, 64, INC 30, 6 , Decreto Ley 1260 de 1970 (con sus modificaciones por los Decretos Leyes 2158 de 1970, 999 de 1988, 1536 y 1555 de 1989, Ley 54 de 1989). Artículos: 3, 4, 5, 53, 128 REVISTA JURÍDICA MARIO ALARIO D’ FILIPPO 41 PALABRAS CLAVES REVISTAJURÍDICA MARIO ALARIO D’ FILIPPO Nombre, apellido, seudónimo, apodo, identidad, cambio voluntario o legal.

ABSTRACT Vocative is that you designate a person and includes the name and, if any, pseudonym, nickname or alias, and born by the necessity of language to identify human eings and things. It is an attribute of personality and a fundamental right because it is linked to the human being which is why the right, obviously normatively embodied in Colombia, there is freedom to assign, characterized as inalienable, indefeasible, binding upan the other, a generally unchanging, exceptions under the Act, or voluntary, (replacement, modification, correction, addition).

KEMORDS Name, surname, pseudonym, nickname, identity, voluntary or statutory change EL NOMBRE: DEFINICIÓN Y ASPECTO HISTÓRICO DEFINICION DE NOMBRE: Según el Diccionario de la Lengua Española, «palabra que se apropia o se da a los bjetos y a sus calidades para hacerlos conocer y distinguirlos de los otros» o «el que se da a persona o cosa determinada para distinguirla de los demás de su especie o clase». Palabra que sirv’e para designar las personas o las cosas o sus cualidades o el que se da a persona, animal o cosa para distinguirla de los demás».

Referente al ser humano, la definición más elemental, sencilla y fácil (por lo obvia) la dan los Hermanos Mazeaud cuando dicen que el nombre es el vocativo con que se designa a una comprende el nombre, el 3 1 Ilidos; y, cuando lo hay, el el nombre, el apellido o apellidos; y, cuando lo hay, el seudónimo, l sobrenombre. El nombre nace por una necesidad del lenguaje, la designación, o nominación, de los seres humanos y de las cosas constituye una de las manifestaciones del mismo. En los pueblos primitivos fue individual, como subsistió entre los hebreos y los griegos generalmente tenían una significación.

Además de individualizar (porque identificaba) a las personas se vio la necesidad de 62, 94, 50, 52, 54, 59, 69, 80, 45 C del M, o Decreto 2737 de 1989, Arts. 30-1, 31-1 CIA o Códlgo de la Infancia y la Adolescencia, Arts. : 25, 64, INC 30y 62. Decreto 154 de 1994 (D 1397 de 1972) Decreto 694 de 1971, Ley 1060 de 2006 – Ley 5 de 1975, Ley 90 de 1938, Decreto 1818 de 1964, arts. 8 y g Ley 153 de 1887, art 13, Decreto 158 de 1994, Decreto 2820 de 1974 (D 1003 de 1939, art 3). Ley 23 de 1982 – Ley 66 de 1946, Ley 54 de 198.

EN EL DERECHO INTERNACIONAL la Convención Americana sobre Derechos Humanos, llamado pacto de San José de Costa Rica el 22 de noviembre de 1968. Conferencia Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos, aprobada Colombia por Ley 16 de 1972, Art 18. Derecho al nombre. El artículo 24 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos adoptado y probado por Asamblea General de la ONU en Resolución 220 0 (XXI) de 16 de diciembre de 1996, aprobado en Colombla por la Ley 74 de 1968 vigente desde 23 de marzo de 1976, artículo 24.

En la Convención sobre Derechos del Niño de la Asamblea General de las Naciones 40F Unidas de 20 de Noviemb Unidas de 20 de Noviembre de 1989, aprobada en Colombia por Ley 12 de 1991, articulo 8. 129 REVISTAJURíDlCA MARIO ALARIO D’ FILIPPO establecer vínculo con el núcleo familiar al que pertenecía, se impuso el nombre patron(mico, también llamado gentilicio, el que agregaba al propio o individual, transformándose asi ya en Roma n un elemento de identificación civil, de individualidad y de pertenencia a un grupo con fisonomía tanto familiar como política.

Razón por los que los personajes de la Biblia y los de la Ilíada aparecen designados con un solo nombre, al que se añade el nombre del padre en genitivo. Como Agemenon hijo de Atreo, o el Atrida Aquiles, hijo de Peleo o Pélida; Ulises, El Prudente, hijo de Saertes o Saertriadas.

La costumbre y uso Romano buscó la individualización que no se limitó a distinguir al hombre libre dentro de una misma familia (pronomen) ni vinculado a ésta (nomen o gentilicio) sino que quiso recisar ese vínculo de filiación (agnomen) que irse transmitiendo generacionalmente, mostraba las diferentes ramas de una misma familia o «gens» y finalmente que siendo poco numerosos los pronombres masculinos surgió la necesidad de agregar al nombre otro de más variada elección: una hazaña, un defecto, una cualidad, un lugar. Era el cognomen o sobrenombre.

La llamada invasión a los b retornar a la costumbre s 1 inicial de un solo nombre, cual comienza a modificarse hacia el siglo XIII de nuestra era al recurrir a designaciones derivadas de tierras, de lugares de origen, de profesones, dándose así acimiento a los apellidos. COMO ATRIBUTO DE LA PERSONALIDAD Sí, puede decirse que el nombre es un atributo a la personalidad, que bien pudiera analizarse desde un punto de vista constitucional como derecho fundamental porque está vinculado a la personalidad del ser humano. En este sentido fue entendido por la Sentencia T – 912 de la Corte Constitucional de 17 de Julio de 2000 con ponencia del Dr.

Alejandro Martínez Caballero al manifestar que la declaración de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y la Convención Americana sobre Derechos Humanos han estimado que las personas aturales tienen derecho al reconocimiento de su personalidad jurídica; reconocimiento que se materializa en el artículo 14 de la actual Constitución, que implica una protección constltuclonal que conlleva otros derechos como el nombre, domicilio, nacionalidad, patrimonio, capacidad, estado civil, que hace que se tenga a la persona reconocida como sujeto de derecho.

Esta regulación obedece a que la persona es la razón de ser del derecho; derecho que no es otra cosa que la regulación de las conductas humanas, siendo estas todo comportamiento del hombre dominado por la voluntad; es decir, dlrigido a un fin. Las conductas que el derecho valora son conductas exteriores, entidades del mundo sensible.

La ordenación de esos comportamientos voluntarios se llevan a 6 1 exteriores, entidades del mundo sensible. La ordenación de esos comportamientos voluntarios se llevan a efecto por normas jurídicas cuyos preceptos determinan cuales están prohibidas, cuales pueden realizarse y cuales las que en ciertas circunstancias deben ejecutarse obligatoriamente). 30 REVISTA JURIDICA MARIO ALARIO D’ FILIPPO DERECHO A LA IDENTIDAD El artículo 74 CC, prescribe que las personas naturales o físicas son «todos los individuos de la specie humana, cualquiera que sea su edad, sexo, estirpe o condición» Ese reconocimiento jurídico: legal y constitucional, de la personalidad del ser humano conlleva su plena identificacion, para darle su verdadera identidad civil o juridica, y todo ella comienza con el nombre, que con otros atributos y características que individualizan la persona en la familia en la comunidad.

Esa individualidad es la que hace que uno sea lo que es, uno mismo, lo permanente e invariable de un ser, una característica esencial de la persona, por eso tiene uno derecho a su identidad. En este sentido la ley, artículo 3, inciso 1 . del Decreto 1260 de 1970, asimila la individualidad y el nombre, porque ellos interesan al orden público como derechos subjetivos que son, (Art 3c inc 10) «toda persona tiene derecho a su individualidad y por consiguiente, al nombre que por ley le corresponde.

El nombre comprende, el nombre, los apellidos, y en su caso, el seudónimo» Por la característica de ser a función identificadora, identificadora, él y principalmente el apellido ofrecen aspectos del derecho público aunque son derecho subjetivo privado pues es en este interés público de individualización y diferenciación de sus miembros en l que el ordenamiento jurídico hace obligatorio el uso del nombre civil a favor de la identidad como derecho de toda persona a conocer su origen biológico, o el carácter de su vínculo familiar; que está ligado indisolublemente a la dignidad del hombre por cuanto la identidad personal tiene su fundamento axiológico en la dignidad humana. Ello hace que la Individualización sea una característica importante de la identidad; pues, la función individualizadora que tiene el derecho al nombre es hacer de su uso y goce algo excluyente y exclusivo, solo uso y disfrute de una persona con exclusión de las demás, aún en los casos de oincidencia de prenombre y apellidos de varias personas y homonimia dado que cada nombre completo ha de emplearse en casos así con otros signos indlvidualizadores complementanos como son los prenombres de los padres, el lugar o la fecha de nacimiento, título académico.

Caso en el que el juez podrá tomar las medidas que estime oportunas para salvar las confusiones y la misma persona, con agregaciones o supresiones a su nombre (Art. 3. D. 1260/70). En la ley colombiana este derecho -deber está regulado en el artículo 4 del Decreto. Ley 1260 del 970 «… La persona a quien se discuta el derecho al uso de su ropio nombre, o que pueda sufrir quebranto por el uso que otro haga de él, puede demandar judicialmente nombre, o que pueda sufrir judicialmente que cese la perturbación y se le de segundad contra un tenedor fundado, así como la indemnización a los bienes de su personalidad y del daño moral que haya sufrido. «A falta de aquella persona la acción podrá ponerse por quien demuestre un legítimo interés en razones familiares dignas de protección» La identidad, entonces, es un derecho de la personalidad pues es una cualidad vinculada a ella indivisiblemente, por cuanto es un modo de ser de la persona, es n derecho esencial permanente 131 REVISTA JURÍDICA MARIO ALARIO D• FILIPPO concedido para toda la vida. La Sentencia T-477 de 23 de octubre de 1995 de la Corte Constitucional lo reconoce así: el derecho a la intimidad en su estrecha relación con la autonom(a, identifica a la persona como un ser que se autodetermina, se autoposee, se autogobierna, es decir es dueña de si y de sus actos. El derecho a la identidad supone un conjunto de atributos, de calidades tanto de carácter biológico, como los referidos a la personalidad que permite precisamente la individualización de un sujeto en sociedad. Atributos que facilitan ecir que cada uno es lo que es y no otro.

El derecho a la identidad en cuanto precisa al ser como una individualidad, resalta un significado de dignidad humana y de esta manera es también un derecho a la libertad que permite el desarrollo de la persona El supremo en Sentencia T manifestó en referencia supremo en Sentencia T-090 de 1996 manifestó en referencia al contenido del articulo 14 que en relación con el reconocimiento de la personalidad jurídica, es un precepto general de protección de todos los atributos y derechos que emanan directamente de la persona y sin los cuales esta no podría estructurarse jurídicamente. En efecto la sentencia expresa que » .. Por consiguiente, salvo que en la propia constitución de manera expresa se define y ampara un derecho indisolublemente vinculado con la personalidad jurídica, la anotada disposición constitucional le extiende protección de los intereses del sujeto cuyo desconocimiento degraden su dignidad.

En este sentido, no podría hablarse de pleno reconocimiento de la personalidad jurídica, si la identificación de la persona se limitase a considerar su sexo, edad, estado o filiación, dejando de lado las vulneraciones y alteraciones deliberadas o culposas que injustamente afecten la dentidad cultural derivada de los hechos y circunstancias claramente conocidas en el ambiente social en el que se desenvuelve la persona». EL DERECHO A LA IDENTIDAD SE DEDUCE Y ESTA CONSAGRADO En el Derecho Internacional Positivo: en el artículo 18 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, llamado Pacto de San José, suscrito en San José de Costa Rica el 2 de noviembre de 1968, en la Conferencia Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos y aprobado en Colombia por la Ley 16 de 1972, rigiendo desde el 18 de julio de 1978; artículo 18 «Derecho al nombre. Toda persona tiene derecho a un no