Desarrollo de la competencia cultural y artistica

ISSN 1988-6047 DEP. LEGAL: GR 2922/2007 NO 26 – ENERO DE 2010 «LA COMPETENCIA CULTURAL Y ARTISTICA» AUTORÍA ERNESTO CORREA RODRÍGUEZ TEMÁTICA MUSICA ENSEÑANZAS PROFESIONALES DE MÚSICA Y SECUNDARIA Resumen La competencia cultural y artística es una de las ocho competencias básicas que deben desarrollar todo el alumnado y que deben haber adquirido al final de su escolarización. Implica el desarrollo de habilidades para expresarse a partir de los propios recursos creativos y para apreciar y disfrutar con las diferentes manifestaciones de la cultura y el arte.

Implica además un fuerte sentido de la identidad junto on una actitud respetuosa con la diversidad. A continuación voy a explicar como desarrollar esta competencia en la tarea docente. Palabras clave Competencias Básicas Competencia Cultural Competencia Artística Desarrollo de la competencia cultural y artística TIC 1. LAS COMPETENCIAS BÁSICAS [email protected] com resolver problemas tanto de la vida profesional como personal y social. En definitiva, que sean capaces de comprender y desenvolverse en la vida real.

Las ocho competencias básicas recogidas en la L. O. E. son las siguientes: 1. Competencia en comunicación lingüística. Habilidad para tilizar el lenguaje oral y escrito como instrumentos de comunicación, de aprendizaje y de socialización. 2. Competencia matemática. Habilidad para utilizar los números y sus operaciones básicas, los símbolos y las formas de expresión y razonamiento matemático, especialmente para la resolución de problemas relacionados con la vida cotidiana y con el mundo laboral. . Competencia en el conocimiento y la integración con el mundo físico. Habilidad para interactuar con el mundo físico, tanto en sus aspectos naturales como en los generados por la accion humana, especialmente con la intención de que dicha interacción iwa para mejorar las condiciones de vida en todo aquello que afecta a temas tales como el uso de recursos naturales, la salud, el consumo, etc. 4. Tratamiento de la información y competencia digital.

Habilidades para buscar, obtener, procesar y comunicar información y transformarla en conocimiento, utilizando las herramienta adecuados para cada caso. expresarse mediante diversos códigos artísticos, comprender y valorar críticamente diferentes manifestaciones culturales y valorar la libertad de expresión y el derecho a la diversidad cultural. 7. Competencia para aprender a aprender. La finalidad principal s iniciarse en el aprendizaje y ser capaz de continuarlo de forma autónoma, gestionando eficazmente los procesos de autoaprendizaje. . Autonomía e iniciativa personal. Entendida como la capacidad de transformar ideas en actos. Requiere de habilidades para proponerse objetivos, planificar y gestionar proyectos con el fin de conseguir lo previsto. La adquisición de cada competencia no es tarea de un área o materia específica, sino que provendrá de la aportación de todas las presentes en el currículo de las diferentes etapas educativas que contribuirán en mayor o menor medida según los casos.

Asi es evidente que en las materias de música y de educación plástica y visual se contribuirá especialmente a la competencia cultural y artística, pero también a otras competencias como por ejemplo, a la competencia aprender a aprender o a la de tratamiento de la información y competencia digital. Las competencias básicas se adquieren a través de las áreas curriculares en colaboración con la comunidad educativa y las medidas organizativas y funcionales del centro educativo.

C/ Recogidas NO 45 – 60A 18005 Granada [email protected] com 2 SSN 1988-6047 30F enriquecimiento y disfrute y onsiderarlas como parte del patrimonio de los pueblos. Apreciar el hecho cultural en general, y el hecho artístico en particular, lleva implícito disponer de aquellas habilidades y actitudes que permiten acceder a sus distintas manifestaciones, así como habilidades de pensamiento, perceptivas y comunicativas, sensibilidad y sentido estético para poder comprenderlas, valorarlas, emocionarse y disfrutarlas.

Esta competencia implica poner en juego habilidades de pensamiento divergente y convergente, puesto que comporta reelaborar ideas y sentimientos propios y ajenos; encontrar fuentes, formas y auces de comprensión y expresión; planificar, evaluar y ajustar los procesos necesarios para alcanzar unos resultados, ya sea en el ámbito personal o académico. Se trata, por tanto, de una competencia que facilita tanto expresarse y comunicarse como percibir, comprender y enriquecerse con diferentes realidades y producciones del mundo del arte y de la cultura.

Requiere poner en funcionamiento la iniciativa, la imaginación y la creatividad para expresarse mediante códigos artísticos y, en la medida en que las actividades culturales y artísticas suponen en muchas ocasiones un trabajo colectivo, es preciso disponer de abilidades de cooperación para contribuir a la consecución de un resultado final, y tener conciencia de la importancia de apoyar y apreciar las iniciativas y contribuciones ajenas.

La competencia artística incorpora asimismo el conocimiento básico de las principales técnicas, recursos y convenciones de los diferentes lenguajes artísticos, así como de las obras y manifestaciones más destacadas del patrimonio cultural. Además supone identificar las relaciones e e esas PAGF40F manifestacio cultural. Además supone identificar las relaciones existentes entre esas manifestaciones y la sociedad, la mentalidad y las posibilidades écnicas de la época en que se crean, o con la persona o colectividad que las crea.

Esto significa también tener conciencia de la evolución del pensamiento, de las corrientes estéticas, las modas y los gustos, asf como de la importancia representativa, expresiva y comunicativa que los factores estéticos han desempeñado y desempeñan en la vida cotidiana de la persona y de las sociedades. Supone una actitud de aprecio de la creatividad implícita en la expresión de ideas, experiencias o sentimientos a través de diferentes medios artísticos, como la música, la literatura, las artes visuales y scénicas, o de las diferentes formas que adquieren las llamadas artes populares.

Exige asimismo valorar la libertad de expresión, el derecho a la diversidad cultural, la importancia del diálogo intercultural y la realización de experiencias artísticas compartidas. El aprendizaje significativo y funcional es la base del desarrollo de la competencia cultural y artística. Para favorecer el desarrollo de esta competencia se debe tener en cuenta que el alumnado aprende a través de la investigación y el estudio de las manifestaciones artísticas y culturales y de su relación con la historia y con determinados contextos sociales.

Los estudiantes aprenden de la interacción y el contacto directo con las obras de arte, los objetos, las representaciones artísticas, las manifestaciones culturales, con los distintos agentes de la cultura y C/ Recogidas Na 45 – 60A 18005 Granada [email protected] com 3 LEGAL: GR 2922/2007 NO 26 – ENERO DE 2010 con sus profesores. También aprenden a través de su propia práctica cultural y artística, participando en actividades culturales y de expresión artística a través de conciertos, exposiciones, libros, películas, fiestas, etc.

Será preciso conocer los referentes culturales: pinturas, esculturas, obras musicales, anzas, películas, publicidad, vestimentas, construcciones arquitectónicas, instalaciones, arte multimedia interactivo, etc. Estos serán primordiales en las actividades relacionadas con esta competencia, ya que estos elementos harán disfrutar, comprender y participar de las diferentes manifestaciones artísticas y culturales. 3. LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA Las áreas artísticas a veces quedan en segundo plano respecto a otras áreas del currículo, como la lengua, las matemáticas o las ciencias.

En algunos sistemas educativos las artes tienden a estar infravaloradas y tienden a ser consideradas como un adorno, un onocimiento superfluo y no acaban de encontrar el lugar que merecen. Se creen como un conocimiento complementario en los abultados currículos del alumnado, en los que se valora principalmente los conocimientos más utilitarios o instrumentales. Se considera que las artes no tienen un valor de supervivencia, a pesar de que ha quedado demostrado que el trabajo artístico contribuye de manera decisiva al desarrollo de formas de pensamiento complejas.

Aunque todos nacemos naturalmente dotados de capacidades para la expresión, el desarrollo efectivo de esas capacidades depende de un proceso complejo al cual vamos ccediendo de forma prog s del aprendizaje. La creatividad al igual que la la expresividad son habilidades que deben desarrollarse a través de actividades convenientemente diseñadas en todas las áreas del curr[culo, y por todo ello la presencia de las artes en los centros educativos son imprescindibles. El siguiente ejemplo nos ayuda a comprender como las artes desarrollan una amplia variedad de capacidades que trascienden el ámbito de lo artístico. n alumno/a estudiante de música desde que comienza sus estudios desarrolla una serie de capacidades y actitudes que le serán necesarias en el futuro ndependientemente de la carrera que finalmente decida elegir o de la profesión que elija. A continuación expongo como se desarrollan las capacidades y su relación con algunas áreas en las que puede ejercer su influencia: 1. Aprendizaje a lo largo de toda la vida y capacidad de conseguir metas a largo plazo. La carrera de música comienza a los siete u ocho años, al cumplir los dieciséis está deseando alcanzar un mayor dominio de su instrumento.

Ya sabe que el aprendizaje de un instrumento se extiende a lo largo de toda la vida y no termina cuando se obtiene el título. 2. La conexión entre trabajo y destreza. La destreza para ejecutar una obra musical se obtiene como resultado de un gran esfuerzo y una práctica repetitiva. El joven instrumentista conoce que el tiempo practicado se relaciona directamente con los resultados obtenidos. Además sabe que un trabajo correcto es fundamental para obtener un buen sonido. 4 aprende cometiendo errores, ya que estos errores le avisan de en qué debe centrar su atención, y no por ello, estos errores acarreen un fracaso. . Motivación en el estudio diario. El músico estudia algo que ha elegido y en lo que se siente implicado. Practican para conseguir metas a largo plazo: un oncierto, una audición, etc. 5. Aprender mediante la práctica. Es la mejor forma de aprender. un instrumentista aprende tocando, no escuchando una lección magistral sobre como debe hacerlo. Los artistas tienen que trabajar muy duro para alcanzar sus objetivos, y que la perfección es difícil de lograr. 6. El grupo como fuente de aprendizaje.

Tocar en pequeñas orquestas, grupos de cámara, son una de las mejores opciones para aprender a trabajar con los demás. Esto conlleva la escucha propia y la de los demás. Esta práctica ayuda a trabajar eficazmente en grupos. 7. Desarrollo del pensamiento creativo. Las artes permiten xpresar lo imaginado. 8 Desarrollo de la propia identidad. El instrumentista se sentirá identificado como músico como miembro de una comunidad más amplia de expertos. 9. Cultivar el razonamiento crítico. El estudio de las artes desarrolla el juicio crítico.

Eligen y buscan respuestas sobre cómo interpretar un pasaje musical, pintar un cuadro o representar una escena. Un alumno que al final de la Educación Secundaria Obligatoria ha adquirido una competencia cultural y artística seria aquel que se interesa por el mundo de la cultura y el arte, tiene sentido de rmas de expresión de identidad cultural, respeta 0F otras culturas V busca disti espectador o expresándose a través de ellas. Para lograr esta competencia no es suficiente con el trabajo que se realiza desde las áreas artísticas.

La adquisición de la competencia cultural y artística dependerá del trabajo que se realice en las diferentes áreas educativas, porque, aunque las áreas artísticas desempeñan un papel fundamental, la contribución de todas las áreas resulta imprescindible en este proceso. 4. APORTACIÓN DE CADA ÁREA EDUCATICA AL LOGRO DE LA COMPETENCIA CULTURAL Y ARTISTICA. Las áreas más directamente implicadas en la adquisición y esarrollo de la competencia cultural y artística se hacen desde las áreas de la Educación Artística en Educación Primaria y Música y Educación Plástica y Visual en Educación Secundaria.

Mediante el trabajo que se realiza en estas áreas se consigue el conocimiento de distintos códigos y manifestaciones artísticas, además de la utilización de técnicas y recursos. También se pretende ayudar al alumnado a introducirse en la dimensión cultural y social del arte. El conocimiento de las diferentes manifestaciones artísticas de nuestra sociedad (realizadas por medios tradicionales y ecnológicos), y el hecho de que muchas de ellas hayan llegado a convertirse en elementos de consumo, exigen enseñar al alumnado a 5 DEP.

LEGAL: GR 2922/200 O DE 2010 creatividad para expresarse mediante códigos artísticos. Para promover la adquisición de esta competencia básica será preciso incluir procesos educativos guiados por nuevos métodos didácticos. Los docentes deben partir de un enfoque didáctico metodológico que no esté centrado en las técnicas expositivas, sino que se debe enseñar a aprender. De esta forma se conseguirá que el alumnado, individualmente o con ayuda, sea capaz e recoger información, transformarla y aplicarla en situaciones y contextos diversos.

Se deben planificar y programar actividades que sean atractivas y motivadoras, partiendo de situaciones lo más cercanas posibles al entorno y realidad del alumnado. Las áreas artísticas realizan un papel importante para que el alumnado conozca, comprenda, aprecie y valore críticamente diferentes manifestaciones culturales y artísticas de su entorno y del mundo. Desde estas áreas se utilizaran las manifestaciones culturales y artísticas como fuente de enriquecimiento y disfrute, y considerarlas como parte del patrimonio de los pueblos.

Las artes ofrecen la oportunidad de expresarse y comunicarse, comprender y enriquecerse con diferentes realidades y producciones del mundo del arte y de la cultura, poniendo en funcionamiento la iniciativa, la imaginación y la creatividad. Al mismo tiempo, a través del trabajo artístico se puede animar al alumnado a valorar la libertad de expresión, el derecho a la diversidad cultural, la importancia el diálogo intercultural y la realización de experiencias artísticas compartidas. Desde estas áreas artísticas se puede desarrollar una actitud abierta, respe hacia la diversidad de 0 DF 15 expresiones artísticas y cu