Derecho

1. LA EXPRESIÓN «MINERO» El significado semántico del dicho (minero) las actividades relacionadas con el cateo en relación a la Ley Peruana, la exploración de los yacimientos minerales existentes en el suelo y subsuelo, beneficio, transporte y comercio asimismo su comercialización viene asociada a las normas del Derecho mercantil adaptables a la compraventa de sustancias minerales, y las normas especiales que impone el Estado a través del Código de Minería incluida las leyes especiales de la materia. MINA se origina del griego m na-as, del latín minium , derivada del céltico mein= metal en bruto.

Mina- minare que equivale a «conducir» , mina: conducto, y por ramificación se aplica al termino mineral. es el conducto al mineral o el canal diri PACE 1 orss El Derecho minero v criterios históricos y minerales. Es evident incompleta y limitada. e erdo con estos legal de los a noción anticuada, erdo a este concepto, dichas reglas jurídicas se harían aplicables a las excavaciones, galerías y trabajos para el laboreo de las minas, y a todas las actividades sobre las sustancias o fósiles extrados del suelo y subsuelo.

Tal concepto es limitado y simple en su contenido y sólo podrá ener importancia histórica para desenterrar ideas ya superadas. El clásico y antiguo diccionario jurídico de Joaquín ESCRICHE que rnspiró la huella señera de Francisco GARCíA CALDERÓN LANDA, define la mina como «aquella parte de la tierra en qu Swipe to page que se forman metales y minerales» (4). 1 . 1. a. El profesor chileno José Antonio LIRA definía la mina en la cátedra universitaria como un depósito de sustancias mineras formadas naturalmente y útiles a la industria.

Este concepto es notoriamente incompleto. La última nota de utilidad ha sido criticada por los propios juristas chilenos quienes afirman que l concepto elaborado por José Antonio LIRA es subjetivo y ambivalente desde una perspectiva técnica, ya que una sustancia útil hoy puede dejar de serlo en el futuro, sin que pierda relevancia jurídica el término mina de donde proviene. Mina es el concepto geológico y encierra el depósito de minerales.

La noción técnica de mina conlieva el de yacimiento, yeta o filón y adquiere vida juridica con la concesión estatal, la licencia o el contrato con el gobierno, investido éste de un dominio originario sobre la riqueza El concepto de mina lleva inserto el de su trabajo por el hombre: es el yacimiento en un concepto inámico. 1. 2. El Derecho minero peruano comprende el sistema jurídico relativo al aprovechamiento de las sustancias minerales concesibles metálicas y no metálicas existentes en el suelo y subsuelo del territorio nacional, asi como en el domlnio mantimo.

A diferencia de otros sistemas, el régimen jurídico sobre los hidrocarburos y sustancias análogas queda excluido de la ley minera. La ley minera peruana tiene un vasto campo de acción: comprende desde el cateo y prospección hasta el beneficio y el transporte minero limitados a los recursos que el Estado puede conceder válidamente. . 3. No ha faltado en la doctrina tanto el concepto extensivo 2 OF Estado puede conceder válidamente. 1. 3.

No ha faltado en la doctrina tanto el concepto extensivo así como el limitado en la precisión del ámbito del Derecho minero. Algunos juristas extranjeros reducen el objeto de éste a las reglas sobre la exploración y explotación de las sustancias minerales sin considerar en ella la etapa del beneficio, mientras que otros tratadistas y profesores universitarios comprenden en su materia las reglas jurídicas de éste como parte integrante de la disciplina jurídica7.

La actividad beneficiadora de los minerales, como la sostiene el distinguido autor argentino Edmundo Fernando CATALANO, no debe quedar excluida del Derecho minero, pues las sustancias extraídas del yacimiento requieren por su impureza de un tratamiento industrial que ennquezca su cornerciahilidad y las haga susceptibles de ser aprovechadas económicamente por el El Derecho industrial no tiene herramientas para dar fórmulas y aportar soluciones para las actividades del beneficio por lo que es conveniente incluirlas en la ley minera como así está expuesto en el T.

U. O. de la Ley General de Miner[a lo ha estado en las leyes anteriores que han regido en el Perú durante el siglo XX. 2. Principios elementales del Derecho minero. ¿Existe el Derecho minero? ¿puede enunciarse la existencia de normas jurídicas especiales a la actividad minera? Las respuestas a estas interrogantes jurídicas son afirmativas.

La aseveración es contundente y no debe admitirse duda alguna al contestar estas preguntas pese a cualquier intento de negarle autonomía o pretender aglutinar el Derecho minero con el Derecho agrario o el Dere de negarle autonomía o pretender aglutinar el Derecho minero on el Derecho agrario o el Derecho administrativo.

Sus principios —impuestos por una titul_aridad minera limitada por el interés público y además dinámica, resoluble y racional — se hallan en armonía con el Derecho común, pero adheridos a varias características propias que le conceden primacía sobre el terreno donde está localizado el mineral y que requiere de reglas o normas jurídicas especiales de orden público para su regulación jurídica.

La titularidad minera es diversa y separada de la superficie. Los trabajos mineros revisten el carácter de util dad pública o de interés nacional. La concesión minera es un derecho real ui generis con notas jurídicas propias, transitorio y no perpetuo, reversible, real, inmobillano e imprescriptible, y no es posible la copropiedad civilista sobre los depósitos mineros.

La copropiedad civil desaparece para dar paso a la sociedad legal o mandatoria forzosa impuesta de oficio por la autoridad administrativa a falta de acuerdo de los copropietarios. El estudio de sus normas esenciales reviste singular importancia y debe ser conocida por el hombre de derecho y el abogado a fin de poder solucionar los problemas que, a menudo, pueden presentarles as faenas de la práctica diaria, la consulta, la defensa ante los tribunales y ante la administración pública.

Además, el Derecho minero tiene incidencia sobre riquezas nacionales, sobre las cuales los políticos inexpertos y voraces por recibir caudal electoral, suelen encender pasiones populares sin tener noción alguna sobre preceptos doctrinarios elementales que dominan esta materia. 40F populares sin tener noción alguna sobre preceptos doctrinarios elementales que dominan esta materia. 2. 1. Tradicionalmente, se ha entendido que la legislación minera es un ensamblaje ordenado y diversificado de las reglas de

Derecho aplicables a la búsqueda, la exploración y explotación de los minerales del suelo y subsuelo, comprendiéndose el petróleo y los hidrocarburos, gases naturales y las sustancias radiactivas. Este ámbito ha quedado reducido recientemente en algunos sistemas jurídicos por los principios de las legislaciones del petróleo y de los minerales nucleares o estratégicos0-). El Derecho minero con carácter científico y autónomo es una disciplina contemporánea que nace en el siglo veinte y se encuentra en una plena evolución de sus principios doctrinarios 2. 2.

Definirnos el Derecho minero como el conjunto de normas urídicas públicas y privadas, uniformes y autónomas, que regulan el cateo, la prospección, la exploración y explotación y actividades conexas sobre las sustancias minerales existentes en el suelo y subsuelo de la corteza terrestre, el mar, el margen continental y los fondos marinos, cualquiera que sea su forma y condición física, así como su beneficio, comercialización y transporte, y la adqulsición, conservación, transmiSlón y la pérdida de la titularidad minera; el régimen tributario propio de estas actividades; la naturaleza de los órganos jurisdiccionales, el roceso minero, así como los contratos típicos de esta materia(‘3. 2. 3. El Derecho minero comprende también el estudio de las actividades del Estado en el aprovechamiento de los recursos minerales por derecho propio o asociad s OF minerales por derecho propio o asociado con terceros, y las facultades que otorga a los particulares.

La intervención del Estado en la actividad minera es irrecusable. 2. 3. a. La definición o fórmula propuesta debe resaltar los caracteres destacados y notas típicas del Derecho minero que la convierten en disciplina jurídica autónoma y no en una simple ecopilación de normas trashumantes sin base científica y carente de principios jurídicos propios o como parte integrante del Derecho administrativo. 2. 3. b. Toda definición adecuada a una institución jurídica trae consigo una gran dificultad y corremos el riesgo de encerrar el Concepto en una tautología o de reducirlo a oscuras nociones que dejan escapar la esencia del conocimiento.

En esta descripción debe buscarse la claridad didáctica para hacer accesible el concepto a la inteligencia humana. El concepto enunciado aprehende las nociones fundamentales del Derecho inero y destaca su carácter autónomo y unitario en constante evolución’4. Eduardo Pigretti habla de la existencia del Derecho de los Recursos Naturales y expresa que hoy aparece el Derecho Ambiental y anuncia este jurista en un futuro próximo el Derecho de la Blósfera (‘5) (15) 2. 4. La definición propuesta de Derecho minero incluye los siguientes planteamientos esenciales: a) Los principios del Derecho minero son simultáneamente de Derecho público y privado, aunque predominan los primeros.

El interés permanente del Estado por el hallazgo de depósitos minerales es fundamental para su supervivencia y su exploración explotación, así como la 6 OF es fundamental para su supervivencia y su exploración y explotación, así como las actividades conexas son de interés público y de necesidad nacional (Artículo V del Titulo Preliminar del T. U. O. ). b) El Estado no renuncia ni claudica a su dominio sobre las minas, ignoradas o manifestadas, y concede su exploración y aprovechamiento sólo bajo condición resolutoria, que fija la fuerza mandatoria de la ley. Los tratadistas argentinos Alfredo GENSER y Pablo BARRENECHEA, en su clásico manual de estudio sobre la materia titulado Legislación de minas, expresaron que odo el Derecho minero hállase informado por el principio de utilidad pública, esencialmente en lo que atañe a la constitución y la caducidad del título minero, a la exploración y a la explotación de las minas’7).

Las relaciones jurídicas de los mineros con el Estado son siempre de Derecho público, pues la titularidad o propiedad minera no existe sin la concesión estatal que es un acto de soberanía sobre los recursos mineros. Además, la rama del derecho regulador de la actividad minera contiene principios jurídicos de excepción. El derecho común es aplicable en todo lo ue no haya sido derogado expresamente por la ley minera y a veces existe contradicciones con el texto minero, el rmsmo que prevalece si no se opone a la Constitución política. El Derecho minero rige las relaciones jurídicas entre mineros caracterizadas siempre por el intervencionismo estatal, que debe estar imbuido de un profundo nacionalismo orientado hacia la búsqueda de la máxima explotación para crearla riqueza y el bienestar de una nación(‘8. ) La actividad principal materia de su estudio so crearla riqueza y el bienestar de una nación(‘8. c) La actividad principal materia de su estudio son las fuentes las instituciones jurídicas, así como los problemas jurídicos derivados del cateo, la prospección, la exploración y la explotación de los yacimientos, vetas y filones mineros y, por extension, comprende el beneficio, el transporte y el comercio de los minerales concesiblest18. Las cosas en el Derecho minero, son los yacimientos, las vetas, los filones, las minas, las concesiones, las plantas de beneficio, los medios masivos de transporte de minerales, los socavones y los minerales. La titularidad minera adquiere la categoria de bien patrimonial por el acto de concesión.

El Derecho minero regula así la concesión minera estatal y su naturaleza juridica, los derechos y las obligaciones de los concesionarios; el status jurídico de las actividades mineras que el Estado concede, los derechos sobre la concesión; el régimen tributario de la minería y las franquicias fiscales; el sistema contencioso minero; el proceso para adquirir minas; los contratos propios de esta actividad y las excepciones a las normas de contratacion civil; la solucion a los litigios y controversias una vez que se encuentre agotada la vía administrativa; los plazos para ejecutar derechos y los recursos ue la ley franquea, asi como los principos registrales de la minería. d) Dentro del concepto «sustancia mineral» no debe encerrar- se una noción restrictiva. Este concepto comprende con el régimen vigente en el TIJ. O. , todas las sustancias metálicas y no metálicas incluyendo las sustancias radiactivas. La ley minera peruana excluye de su e 8 OF metálicas y no metálicas incluyendo las sustancias radiactivas. La ley minera peruana excluye de su esfera, al petróleo y a los hidrocarburos análogos, a los recursos geotérmicos, a los depósitos de guano y a las aguas minero-medicinales, las rmsmas ue están sometidas a regímenes jurídicos especiales.

Los minerales en general no presentan un valor cuantitativo de igual importancia económica, pero sí existe un interés del Estado por su exploración y explotación, lo que origina la necesidad de reunir preceptos legales especiales para la riqueza del subsuelo, generándose principios jurídicos especiales y propios que aglutinan y constituyen el Derecho minero (19) 3. Nombre y objeto del Derecho minero El Derecho minero, con bases científicas y autónomas, aparece en el presente siglo; aunque su primer cuerpo orgánico de mportancia fue la ley francesa del 21 de abril de 1810 también llamado Código minero napoleónico, cuyos principios jurídicos rectores fueron exportados y asimilados por oti-os sistemas jurídicos. Constituye nuestra materia un Derecho contemporáneo en constante evolución.

El cuerpo legal dictado por el genio de Napoleón Bonaparte creó una propiedad minera separada del subsuelo, el que sin pronunciarse sobre el dominio originario sobre las minas, confirió al Estado el derecho de escoger discrecionalmente al concesionario. La roma tenia carácter inmobiliario y patrimonial. El criterio de la ley napoleónica fue lteriormente abandonado por el derecho francés dictado a partir de 1919. 3. 1. La expresión Derecho minero encierra la existencia de principios autónomos, con independencia didáctica y la exi encierra la existencia de principios autónomos, con independencia didáctica y la existencia de una ley especial o un código que cubre su ámbito tutelar.

En cambio, el término «legislación de minas» es arcaico expresado con exactitud sólo cuando sus preceptos se encontraban aún en formación, con rasgo colonial, sin un cuerpo ordenado y bases propias. El uso de esta denominación era apropiado cuando el Derecho minero era ecopilado. La utilización de dicho término en la época actual no es adecuada ya que resulta anacrónico por el carácter unitario que confiere una etapa que puede denominarse de codificación minera (20)• 3. 2. El Derecho minero comprende el estudio jurídico de: a) El cateo y la prospección minera, la exploración y explotación y el consiguiente desarrollo de las concesiones mineras y las demás concesiones reconocidas y tuteladas por el TU. O. de la Ley General de Minería. ) La adquisición, conservación y pérdida de la concesión minera y el proceso formal ante el Estado para obtener el dominio de los ecursos mineros regulados por el Derecho común, así como su aprovechamiento posterior. c) Las relaciones juridicas entre los mineros, el Estado y los propietarios del suelo donde se encuentran los depósitos de los minerales concesibles. d) La solución a los conflictos de intereses generados por las actividades mineras de prospección, cateo, exploración y explotación, beneficio y refino, construcción de sovacones, transporte y comercio de minerales. e) Las reglas de seguridad minera y la conservación del medio ambiente. f) Los principios generales del Derecho común aplicables al Derecho minero y las nota S