culturas de alta verapaz

culturas de alta verapaz gyJorgcHugoI I $eopa,1R 16, 2016 22 pagcs Alta Verapaz y su Cultura El departamento de Alta Verapaz cuenta con varios grupos étnicos que conviven en la región. La gran mayoría de habitantes son de origen indígena, comprendidos por las etnias Q’eqchi’, Poqomchi’ y Achi. Alta Verapaz se distingue por la presencia de personas con ascendencia alemana, debido a que inmigrantes originarios de ese lugar arribaron a la región en el siglo XIX para plantar café.

Así como otros de origen italiano, que participaron en la construcción de la hidroeléctrica de Chixoy y se radicaron en el lugar. El resto es población mestiza. to View nut*ge Sw p to page Tradiciones Entre sus muchas tra a escala nacional. T su comida típica Kaq conocidos en toda G PACE 1 or2B s el ue han trascendido eligioso Paabanc, chile cobanero, muy que mencionar sus múltiples bailes, representaciones de enmascarados, tales como El venado, Los abuelos, Los moros y Los diablos, entre muchos otros. n sus trdiciones se refleja la influencia española, pues utilizan guitarras y violines en las interpretaciones musicales junto a instrumentos autóctonos, como la chirm(a y la marimba. Cada municipio cuenta con una iglesia frente al parque central, lgunas muy antiguas, construidas en el siglo WI con la llegada de los frailes a Tezulutlán, «tierra de guerra». Cobán, San Juan Chamelco y San Pedro Carchá fueron los primeros municipios donde se construyeron ermitas y conventos, que conservan todavía mucho de su antiguo esplendor y hoy son atractivos turisticos.

Celebraciones Las fiestas patronales de los municipios son motivo para realizar danzas teatrales, mercado, comida, juegos y ceremonias religiosas. Por lo general, las actividades duran una semana. Entre ellas, pueden mencionarse la fiesta de San Agust[n, celebrada el 28 de agosto en el municipio de Chahal; Santo Domingo de Guzmán celebrada el 6 de agosto en Cobán, la fiesta de la natividad de María el 8 de septiembre en Cahabón, y la fiesta de San Juan Bautista el 28 de agosto en San Juan Chamelco.

Días de Mercado Las actividades de mercado constituyen la mayor fuente de ingreso para las comunidades. En Chisec, Santa Cruz Verapaz y Tactic, los días de mercado se realizan jueves y domingo. En Carchá y Cobán hay mercado permanente, en Tucurú el mercado abre los días martes y jueves, y en Senahú los martes, jueves y sábados. Indumentaria Aunque con el tiempo se han hecho modificaciones a los trajes ípicos, Alta Verapaz cuenta con indumentarias vistosas y muy coloridas. Según la región, los atuendos están conformados por distintos colores y figuras, que distinguen a una comunidad de otra.

Los hombres, en su mayoría, casi ya han dejado de utilizar el traje típico y sólo lo portan para ceremonias importantes. Publicado por: Elsa Robles Fuente: Deguate. com Mi Guatemala. c 2 OF LA CUL URA DE LA REGIO Guatemala. com LA CUL URA DE LA REGION DE ALTA VERAPAZ Alta Verapaz es uno de los 22 departamentos de Guatemala, ubicado al noreste de la ciudad de Guatemala, al oeste del Departamento de Izabal, la frontera con México hacia el norte, Baja Verapaz hacia el sur, y El Quiche hacia el oeste. La cabezera y ciudad más grande en Alta Verapaz es Cobán.

El terreno en esta región es montañoso cárstico, proporcionando un buen drenaje de la lluvia casi constante que recibe esta área. Se encuentran bosques de lluvia a las elevaciones y el bosque nuboso. Es un hermoso campo con densos bosques y cascadas. Algunas áreas son una reminiscencia de los prados alpinos, pero obwamente no tan frío. Casi todo tipo de plantas y arboles pueden crecer aquí. Uno puede encontrar espectaculares osques de pinos junto a las palmeras, plantas de banano, y los prados de hierba.

Alta Verapaz es también conocida por sus orquídeas, incluida la flor nacional de Guatemala, la Monja Blanca. La geología de karst a menudo resulta en sistemas de cuevas y ríos subterráneos que son abundantes en este departamento. Espeleólogos tienen mucho de donde elegir, incluyendo Chisec Lanquín, San Juan Chamelco y Esmeralda. La reglón de Alta Verapaz ha sido ocupada por miles de años por los Mayas y fue parte de la gran civilización Maya. Este departamento tiene una historia única en la que los Españoles uvieron grandes dificultades para conquistarla.

Los Españoles conquistaron la mayor parte de lo que hoy es Guatemala en la década de 1520, pero los Mayas en Alt década de 1 520, pero los Mayas en Alta Verapaz la defendieron con vigor y hubo mucho derramamiento de sangre. Una de las figuras famosas de la historia de Guatemala, Fray Bartolomé de las Casas, sugirió que podría ser posible conquistar esta región de forma pacifica. El fraile intervino y convenció al rey Maya Kekchí a convertirse al Cristianismo para evitar más derramamiento de sangre.

De ahí surgio el nombre del departamento, Verapaz. En los siglos que siguieron, Alta Verapaz fue descuidada en gran medida tanto que la cultura Maya se conserva. El pueblo siguió practicando su propia religión, hablando Kekchi, y el gobierno local de la aldea continuó bajo el sistema Maya de ancianos de la aldea. Un departamento llamado Verapaz se creó en 1825, que comprendía la zona que hoy es de dos departamentos, Alta Verapaz y Baja Verapaz. El 4 de Mayo de 1 877, el Decreto Ejecutivo 181 dividió el Departamento de Verapaz en Alta y Baja Verapaz.

Véase la cronolog[a En la década de 1870, las cosas empezaron a cambiar rápidamente. El gobierno de Guatemala ofreció incentivos de tierra y dinero para que los Europeos vinieran a Alta Verapaz y desarrollarlo. Los que vinieron eran pnnclpalmente Alemanes intención de la creación de plantaciones de café y cardamomo. Pronto hubo grandes plantaciones tan grandes como 100. 000 acres, pero las cosas no fueron buenas para los campesinos que viven en la zona. Se instituyó un gobierno opresivo y estricto en la región y una form que viven en la zona.

Se instituyó un gobierno opresivo y estricto en la reglón y una forma de servidumbre por deudas se puso en marcha. Los campesinos fueron obligados por ley a trabajar n las plantaciones y obligados a efectuar la identificaclón y documentación de su historial de trabajo en todo momento. Los que no obedecieron fueron encarcelados. Este patrón de opresión continuó en el siglo 20. Durante el conflicto armado de 35 años que terminó en 1996, Alta Verapaz, junto con Huehuetenango y El Quiché, fue escenario de algunos de los peores hechos de violencia.

La agricultura sigue siendo la industria principal en Alta Verapaz. El suelo y el clima proporcionan buenas condiciones de crecimiento y la gran producción de café, frijoles, maíz, arroz, té, cacao, pimienta y cardamomo. Se están realizando esfuerzos para empezar a sembrar arándanos rojos y azules. La llegada de los Alemanes en el siglo 19 tuvo una influencia cultural. La famosa cerveza de Guatemala, «Gallo», un Pilsener clásico, se produjo como resultado de la presencia de los Alemanes.

En Alta Verapaz, Cobán, especialmente, se encuentran Guatemaltecos rubios, de ojos azules, y las pastelerías venden tortas y pasteles de influencia Alemana. La atracción turística más popular en Alta Verapaz, Semuc Champey está ubicado a pocos kilómetros de anquín. Es uno de los lugares más bellos del mundo, con un puente de piedra caliza, ascadas, grandes piscinas naturales en varios tonos de azul, con cascadas de agua, y rodeado de exuberante vegetación tropical s OF naturales en varios tonos de azul, con cascadas de agua, y rodeado de exuberante vegetación tropical.

Este departamento fue escenario y testigo de la conquista pacífica a través de la evangelizaclón cristiana, llevada a cabo por el fraile dominicano Fray Bartolomé de las Casas. Buena parte de sus manifestaciones culturales están arraigadas a elementos de tradición q’eqchi’ y poqomchi’, esto, por la presencia de rasgos prehispánicos mayas. El trabajo de sus obladores destaca con artesanías de jícaras pintadas, tejidos vistosos y productos metálicos, como chachales, que son los collares que lucen las cobaneras con sus trajes ceremoniales.

La región de Alta Verapaz posee dentro de sus riquezas la enseñanza ecológca de Tzultak’a, Señor de los Cerros, quien, según la leyenda maya, cuida los elementos naturales, por lo que al destruirse, él castigará a quien cometa tal atrevimiento. El visitante que recorre las tierras de Alta Verapaz no puede dejar de degustar el «kaq ik», un caldo típico que se prepara con pavo, sazonado con samate, hierba propia de esa región.

Así también, este departamento es famoso por sus propios rituales como el paabanc, de petición y gratitud ante una imagen de culto y fe religiosa ancestral, sincretizada con el cristianismo católico, que se celebra acompañado de comidas y bebidas sagradas. La región norte de Guatemala es una de las zonas más ricas, misteriosas, mágicas y únicas en la historia y la antropología del país, lo que la hacen diferente y única en el contexto de la cultura guat 6 OF y la antropología del país, lo que la hacen diferente y única en el contexto de la cultura guatemalteca.

La presencia de rasgos prehispánicos mayenses en la cultura de las verapaces es significativo, ya que guardan una constante desde los tiempos más remotos hasta nuestros días, aunque resemantizados, hibridizados y mestizados, conservan con todo el vigor, la concepción del mundo y de la vida de las etnias poqomchi’, q’eqchi’ y de la k’iche’ en parte de algunos municipios de esta inmensa zona. No obstante, debe subrayarse que la etnia q’eqchi’ constituye uno de los cuatro grupos étnicos lingu(sticos mayoritarios de Guatemala.

La población prehispánica estaba asentada en valles y montañas, con señoríos bien establecidos. Durante la conquista y colonización española, en el siglo XVI, la región de la Verapaz juega un papel preponderante, ya que sus habitantes presentaron tenaz y eficaz resistencia a la conquista, razón por la cual los españoles dominaron a este vasto territorio con el nombre de Tezulutlán, que significa «Tierra de Guerra» en idioma q’eqchi’.

Por otra parte, la región de la Verapaz en estos tiempos de conquista y colonizacion española, fue escenario de cada uno de los experimentos más excepcionales de la evangelización cristiana en el siglo XVI en el nuevo mundo: La Conquista Pacífica a través e la evangelización cristiana propugnada y llevada a cabo por el fraile dominico Fray Bartolomé de las Casas, en los primeros años del siglo XVI.

Este proceso se inició con un convenio en 1537, siendo gober en los primeros años del siglo XVI. Este proceso se inició con un convenio en 1537, siendo gobernador del Reyno de Goathemala, Alonzo de Maldonado, por medio del cual el territorio estaba bajo la jurisdiccón de la Orden Dominica y de la Corona directamente, sin que pudieran penetrar ni encomendederos, ni hacendados españoles seglares. Esta conquista pacifica se puso en práctica lentamente.

Por otro lado, al territorio llamado Tezulutlán por los conquistadores, el Emperador Carlos V decidió cambiarle el nombre por el de la Verapaz, según Real Cédula del 30 de octubre de 1547. En la zona se desarrolla, por un lado la conversión pacífica que dura casi tres centurias, hasta el siglo XVIII, y por la otra, continúa la resistencia tenaz de los q’eqchi’es a terminar de rendlr su mundo y su cultura.

En la memoria histórica q’eqchii contemporánea, se tiene aún muy presente la resistencia y final conversión al cristianismo del último Señor q’eqchil, Juan Metalbatz, Cacique de San Juan Chamelco. Con ello los indígenas dieron por concluida su total resistencia. Sin embargo, actualmente se dice en la tradición oral que Juan Metalbatz aún vive, por lo que se ha convertido en la figura mítica que algún día liberará a sus súbditos del yugo mestizo. Juan Metalbatz se constituye así, en uno de los personajes más importantes de leyendas míticas de las verapaces.

Asimismo, hay que subrayar que otros procesos históricos marcaron el desarrollo sociocultural de la Verapaz y sus moradores, como lo fue la introducción de esclavos negro desarrollo sociocultural de la Verapaz y sus moradores, como o fue la Introducción de esclavos negros africanos durante el período colonial y el establecimiento de grandes haciendas, obrajes e ingenios de caña como los de San Gerónimo en Baja Verapaz. Así como la presencia de alemanes en su territorio desde finales del siglo XIX hasta antes de la Segunda Guerra Mundial, cuando se introdujo el cultivo intensivo del café.

Por razones administrativas, el vasto territorio de la Verapaz fue dividido en dos departamentos por el Gobierno de Guatemala, según Decreto 181 del 4 de mayo de 1877, surgiendo así la Alta y la Baja Verapaz. De tal forma que la cultura de la región está profundamente amalgamada. Los procesos históricos señalados le dieron una impronta única, en la cual a la herencia prehispánica de las etnias mayanses, qieqchi’ y poqomchi’, se suma la cultura occidental de ascendencia española, la negra colonial, la de otros grupos de inmigrantes asentados y desarrollados en territorio en un extraordinario y rico mestizaje.

No obstante, por esos mismos procesos históricos, la cultura indígena se sobrepone en el proceso de simbiosis cultural y sincretismo religioso a las otras formas socioculturales, y es lo que actualmente se encuentra en l departamento de Alta Verapaz. Por lo tanto, las tradiciones orales del departamento de Alta Verapaz mantienen una elevada presencia de elementos tradicionales q’eqchi’es y poqomchi’es, aunque también existen rasgos y formas literarias occidentales muy resemantizadas y c poqomchi’es, aunque también existen rasgos y formas literarias occidentales muy resemantizadas y casi absorbidos por la cultura q’eqchi’.

Las especies literarias orales que más pnvan en la región son las leyendas míticas, históricas y animísticas de espantos, aparecidos y ánimas en pena, así como antiguos tipos de cuentos populares aravillosos, de bandidos mágicos, de bobos e ingenuos, así como de animales y de fórmula. Hasta el momento no se han reportado antiguas formas literarias de ascendencia occidental en verso como romances, romancillos y coplas, en el extenso departamento, a excepción de la ciudad de Cobán y sus barrios, que es donde se han encontrado verdaderas joyas de este tipo de literatura entre sus moradores mestizos.

En Alta Verapaz existen varios tipos de narradores tradicionales. Entre los q’eqchiies, los contadores de historias se denominan Aj seereq’ najteril na’leb’, en el área poqomchi’ se les conoce como Aj q’orol re’ najtiir laj b’anooj y en Cobán, en los barrios mestizos se les llama «lengeteros» o «cuenteros». Estos contadores de historias son ancianos muy respetados en sus comunidades, por la versatilidad de su narración y la vastedad de sus conocimientos.

Como en toda Guatemala, la acción de narrar se desarrolla en situaciones sociales tales como velorios, cabos de novena; atrios de las iglesias y en los parques de los poblados. Asimismo, se desarrolla en forma intima en el hogar, alrededor de la casa paternal, en los patios y corredores de las viviendas. En Alta Verapaz dest 23