Cesteria indigena

Cesteria indigena gyjgollo ‘lO•R6pR 15, 2011 B pagos Las piezas utilitarias, los adornos corporales, las cerámicas, las estatuillas y otras manifestaciones que hoy se estudian como muestra del arte aborigen venezolano, juegan un papel fundamental para la reconstrucción de la época prehispánica indígena Cestería Otro notable testimonio de la cultura indígena prehispánica en Venezuela, y que se mantiene hasta la actualidad, es la cestería, considerada origen de la alfarería, el telar y los trabajos de cuerda.

Las utilizaban para cargar, guardar, secar, moler y servir limentos. Este oficio requería u o de las palmas, ora bejucos, raíces, corte para la obtención Y de las fibras, como ta biénd obrantes de origen vegetal y mineral con s terminadas. Para el vestuario, se fabricaban sandalias, sombreros y cinturones. Asimismo, la cestería ha jugado un papel importante en la vida ceremonial y religiosa de los indígenas de Venezuela. En los climas más tropicales también se tejían mantas con fibras vegetales con las que se armaban paredes, pisos o puertas.

La cestería es el proceso de confeccionar mediante tejido o rrollamiento de algún material plegable, un recipiente (cesta o canasto) u otro artefacto. Las personas dedicadas a est Swlpe to vlew next page este trabajo se denominan canasteros o cesteros. Origen: La cestería es una de las artes más antiguas de la humanidad, practicada a partir de tiras o fibras de origen vegetal (de hojas, ramas, cortezas, raíces, troncos) y también de orgen animal o cabello humano y hoy en día procedentes también de materias sintéticas (plásticos, aleaciones metálicas y otros.

Los registros de mayor antigüedad han sido datados mediante arbono radiactivo entre los 12 y 10 mil años antes del presente descubiertos en El-Fayum, alto Egipto. En el Medio Oriente han sido encontrados restos de otros cestos de hace 7 mil años. Esto a pesar de lo perecedero de las 28/08/11 materias primas de la cestería, por lo cual se considera que la fabricación de canastos precedió a la alfarería, lo cual también se evidencia en las marcas de cestos usados para dar forma a algunos de los primeros artefactos de alfarería encontrados.

A pesar de la antigüedad de la cestería, nunca ha dejado e interesar al público y en todo el mundo se comercia con canastos al lado de las carreteras, en sitios tur[sticos y mercados campesinos. La popularidad de la cestería contrasta también con su carácter manual, ya que es una de las pocas actividades que no ha sido mecanizada. Los canastos tuvieron como principal objetivo cargar almacenar, aunque hoy para muchos tengan un propósito decorativo. Clases: Se pued objetivo cargar almacenar, aunque hoy para muchos tengan un propósito decorativo. Clases: Se puede clasificar la cestería en dos tipos:

El «arrollado», en que el material se dispone en forma de espiral con volutas superpuestas, que se cosen. El «trenzado», que usa tiras anchas obtenidas de plantas. Puede tratarse de tejidos sencillos en que las tramas se pasan de uno a otro lado de las guías de la urdiembre o , sauces, robles o fesnos Canastos: Las partes de un canasto son la base, las paredes laterales y el eje. Además puede tener manija y adornos. Es posible aprender el arte de la cester(a con los artesanos, como antiguamente, pero también en escuelas o libros. Los patrones para trabajar son muy diversos.

Cestería indígena: Los aborígenes fabrican sus cestas de materiales asequibles localmente. por ejemplo en la Amazonia usan principalmente materia prima de palmas y bejucos, mientras en Nueva Inglaterra usan los fresnos. Los Cherokee usan bundled pine needles. El material enrollado Rhus coriaria Zumaque, yuca, y sauces. En el noroccidente de México, el pueblo Seri continúan «cosiendo» canastos, enrollando partes flexibles de Jatropha cuneata. En el Ártico y subártico, se usan fibras de las ballenas. Los indígenas del Chaco utilizan el karanda’y (copernicia alba). 31_1f3