Caso Benjamín Cruz y Otro Demandantes

Caso Benjamín Cruz y Otro Demandantes – Recurridos William Sierra Maya y Otros Demandantes-Recurrentes # caso 133 DPR 871 Richard Cortes Molina # sol 076868 Análisis de Caso Hechos Un policía fuera de reglamento, le dispar a un colmado; el jove Sierra Maya se dese h u PACE 1 ora on su arma de a de realizar un robo e 1982 el policía dor del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC). No estaba uniformado, si no que usaba ropa de civil.

Salió de servicio a las 9:00 p. m. y se dirigió a casa de su novia, Rasalyn García Parra. Como tenía que comprar nos artículos personales, fue con ella, fue al colmado del lado (Bargain City Cash and Carry), propiedad de Mustafá. Mientras estaba allí, llegaron dos jóvenes uno blanco y el otro Erick B, fornido, de piel trigueña, con afro y una gorra de pelotero y jacket, camisa blanca y pantalón brown, quienes le pidieron dos cervezas Budweiser.

Este le indico que las buscaran en la nevera, lo cual hicieron, después le solicitaron cigarrillos y fósforos y pagaron con un menudo. La con SWipe 10 conducta de los jóvenes le pareció sospechosa al agente Sierra Maya, pues los veía nerviosos, se miraban mucho entre si y les temblaban las manos. Sierra Maya salió del local y busco el arma reglamentaria (revolver) que había guardado en su automóvil. Se quedó con su novia al lado del mismo, lo había estacionado entre el negocio de comestible y la casa de ella, y espero a ver que sucedía.

De repente, Rosalyn quien se encontraba frente al negocio le dijo que lo estaban asaltando y dándole con un revolver a Mustafa. Efectivamente, Sierra Maya miro al joven trigueño golpeando al propietario del local en la cabeza y al otro chando el dinero de la caja en una bolsa de papel de estraza. Luego los individuos salieron del local, revólveres en mano; mientras tanto el agente Sierra Maya se había situado detrás del baúl de su carro y sujetaba con sus dos manos el arma de reglamentación.

En ese momento Sierra Maya les grito «es la policía, alto, que es la policía» pero ambos delincuentes hicieron caso omiso, comenzaron a correr y el de tez blanca le dijo al trigueño ‘tírale», «tírale». En esos instantes el agente Sierra Maya vio que el sujeto trigueño, inicio un movimiento del cuerpo y en la mano derecha Sierra Maya vio que el sujeto trigueño, inicio un movimiento del cuerpo y en la mano derecha para levantar el revolver hacia él; entonces el agente hizo dos disparos y lo alcanzo. Erick B cayo de bruces al pavimento.

Además, Sierra Maya disparo dos veces al otro asaltante quien se dio a la fuga abordando un vehículo que lo aguardaba a distancia del lugar y de cual sonó una detonación análoga a un disparo. Los asaltantes un exceso de $ 5,000. Entre las almas encontradas en el lugar, la que portaba el joven Erick B. resulto ser un revolver negro, de canon largo parecido a un agnum de perdigones, y el otro un revolver de fulminantes. Elementos Objetos de Controversia La controversia del caso en esencia alega que la muerte del joven Erick B. fue «sin causa ni justificación de clase alguna, cuando aquel se encontraba sometido a la autoridad del mencionado oficial, mediante el uso de fuerza excesiva, desproporcionada e innecesaria, con un disparo por la espalda que le fracturo la base del cráneo. Se estima que el policía no tomo las medidas necesarias para proceder al arresto sin tener que dispararle a la víctima estando de espaldas. Y si el policía ctuó en defensa propia y en forma razonable bajo I 3Lvf4 víctima estando de espaldas. Y si el policía actuó en defensa propia y en forma razonable bajo las circunstancia de la situación.

Determinación Final por los fundamentos expuestos en la opinión que antecede, la cual hace formar parte integrante de la presente, se revoca la Sentencia del Tribunal Superior, Sala de Carolina y se declara sin lugar la demanda. Donde se enfatiza que a su juicio, la actuación del agente William Sierra Maya estuvo justificada y fue legal, independientemente de que actuara en defensa propia, ya que ctuó legítimamente al ampao de la Regla 16 del procedimiento criminal cuando trato de arrestar al autor de un delito grave cometido en su presencia.

Jurisdicclón del Tnbunal a jurisdicción es del Tribunal Supremo quien mediante opinión emitida por el Juez Asociado señor Negrón García, revoca la sentencia y declara que el agente es inocente y actuó conforme a la ley. Opinión personal Después de leer y analizar este caso pienso que el compañero hizo un buen trabajo. Pero la policía debe dar más adiestramientos y orientación para que casos como este no estén en duda.