Apps y salud

Apps y salud gyjuantrujillot I $eopa,1R 16, 2016 24 pagcs FMC-TICAP Aplicaciones para terminales móviles en salud José Francisco Ávila de Tomás Médico de Familia. Centro de Salud Santa Isabel. Leganés. Madrid. España. Responsable del Grupo de Nuevas Tecnologías de la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria Correo electrónico: [email protected] com Introducción ¿Qué es una app? Las aplicaciones para terminales móviles han tenido un gran Sv. içx to crecimiento durante que ha aumentado el de descargas de las que se utilizan.

Según el informe «Ap PACE 1 oru mas no los sentidos, ya ue se producen, el el número de veces 5 millones de usuarios de este tipo de aplicaciones, 15 millones de personas están en condiciones de usarlas si adquirieran un Smartphone, el 32% de los usuarios utilizaron sus aplicaciones favoritas en los últimos 7 días (la media mundial se encuentra en el 32%) y el 13% de los usuarios declararon que tendría problemas en eliminar una aplicación si encuentra otra mejo*- Según el estudio «Our Mobile Planet 2012’1 realizado por Google en mayo de 2012, las cifras referentes al uso y penetración de terminales móviles en España van en aumento cada año. Además, según este mismo estudio, hay 19 aplicaciones de media instaladas en cada terminal, 8 aplicaciones utilizadas en los ultimas 30 días y una media de 6 aplicaciones de pago en cada terminal. tratamiento, o como herramientas para actualizacion o adquisición de nuevos conocimientos) o a pacientes. Todas ellas han tenido un aumento de todos los parámetros anallzados y que iremos viendo a lo largo de este artículo. Las aplicaciones para terminales móviles se denominan popularmente app, término que procede del inglés application (aplicación).

Se trata de programas informáticos de pequeño amaño que se ejecutan en terminales concretos, en este caso, en teléfonos inteligentes (o Smartphone) o tabletas digitales, y que realizan una operación o un grupo de operaciones sencillas. para ejecutarlas, pueden o no requerir conexión a Internet. Por lo tanto, son pequeños programas instalados en nuestros teléfonos móviles o tabletas que se encargan de ejecutar una serie limitada de acciones conocidas por el usuario y que tienen un uso concreto. La facilidad en su manejo, la rapidez de la respuesta y su instalación en un terminal que habitualmente llevamos siempre con nosotros (teléfono móvil) a conseguido el gran auge de estas aplicaciones.

Existe una serie de características para desarrolladores que son necesarias para que una aplicaclón sea útil: ‘k El informe «App Date» se ha realizado en España con base en fuentes estadísticas (Instituto Nacional de Estadística) y en estudios previos del sector elaborados por otras consultoras (Nielsen, Flurry, IDG) y en una serie de encuestas a usuarios y desarrolladores nacionales en grupos de trabajo. Los resultados obtenidos son estimativos y presentan actualizaciones periódicas en su página web de referencia: http://www. theappdate. com 1) Número de funciones li ifico. 2) Que no necesite conexi o si la nece Número de funciones limitado y específico. 2) Que no necesite conexión a Internet o si la necesita, que el consumo de recursos sea muy bajo. 3) Rápida y ágil de manejo. 4) Entorno visual agradable. Estas aplicaciones están programadas en diferentes lenguajes de programación en función del sistema operativo del terminal móvil.

En la actualidad, existen 4 sistemas operativos en el mercado: iOS (Apple, existente en iPhone e iPad), BlackberryOS-Palm WebOS (para tabletas y teléfonos BlackBerry), WindowsMobiIe y Android (para el resto de terminales de últiples marcas). De todos ellos, los más utilizados son IOS y Android. Apple tiene centralizada la distribución de las aplicaciones para sus terminales en la AppleStore, mientras que las FMC. 2012; 613 Ávila de Tomás JF. Aplicaciones para terminales móviles en salud aplicaclones para terminales Android se pueden obtener en numerosas tiendas de aplicaciones a través de Internet2. Con la descarga del programa en el terminal, podemos proceder a su ejecución de manera inmediata. De esta forma, se pretende crear una lista de aplicaciones que primero han pasado los filtros de calidad del NHS, y ue, posteriormente, han sido valoradas por los usuarios.

Dentro de estas casi 500 aplicaciones, podemos encontrar: Aplicaciones en salud r «QMJD3DJOO DBMFOEBSJP QBSB FM SFHJTUSP EF QFSGJMFT EF HMVcemia en diabétic atorio para la toma de medicación. r . FEJEPSFT EF QSFTJÓO BSUFSJBM r (VIB EF TFSWJDJPT Z DPOTFKPT QSADUJDPT EFM El número, cantidad de descargas y calidad de las aplicaciones en salud ha ido en aumento, y sobre todo, se ha desarrollado en este último año. Posiblemente, existan muchas causas en el ámbito tecnológico, pero, en el sanitario, ha existido un hecho determinante en el mes de febrero de este año. Durante los años previos, y sobre todo durante los años 2010 y 2011, el número de descargas de aplicaciones sanitarias por parte de pacientes y su uso por parte de profesionales iba en aumento. El estud10 «Taking the pulse» (http:// manhattanresearch. om) de 201 0, de la firma Manhattan Research, indicó que ese año el 72% de los médicos en Estados Unidos ya usaba estas aplicaciones, y que el porcentaje ascendería al 82% un año después. En febrero de 201 2, el National Health Service (NHS), servicio de salud público británico, realizó una encuesta a sus trabajadores sanitarios a través de su página web para eleccionar 500 aplicaciones móviles con el fin de alentar a los médlcos a su utilización y recomendación a sus pacientes. Es decir, por un lado, para determinar qué herramientas pueden ser las más útiles para su uso directo en consulta y, por otro lado, para «prescribir aplicaciones» a los pacientes que les ayuden en sus autocuidados. De este hecho se hizo amplio eco la prensa británica3 y todas las redes sociales.

En la página web construida a tal efecto, «Maps and apps» (http://mapsandapps. dh. gov. uk), podemos acceder al listado de las casi 500 aplicaciones elegidas por los propios sanitarios del NHS. n aspecto muy interesante que ofrece un valor añadido a la consult ofrece un valor añadido a la consulta entre los profesionales es que no solamente se hace una votación sobre aplicaciones ya existentes o desarrolladas, sino que se plantean problemas cotidianos en la consulta en los que una aplicación podría ser de ayuda. De esta forma, se está generando una importante bolsa de ideas en la que se pueden inspirar los desarrolladores para crear herramientas demandadas por los sanitarios.

Se trata de una lista que podemos filtrar según determinadas variables en la que se permite el voto solamente a los sanitarios el sistema sanitario británico, pero su consulta y acceso es libre. En ella se puede solicitar la inclusión de una aplicaclón que se pueda considerar útll, es revisada con posterioridad por un panel de expertos que analizan diferentes características de la misma (calidad de contenidos, usabilidad), y una vez aprobada se somete al juicio y votación de los usuarios. 614 FMC. No solo el servicio británlco de salud está preocupado en establecer la calidad de las aplicaciones móviles debido a su extendido uso, también la Food and Drug Administration estadounidense ha emitido una serie de alertas respecto a este tema.

En su página web, a través de varios informes relacionados con la salud en dispositivos móviles que han denominado Mobile Health o mhealth4, «insta a un mayor desarrollo de aplicaciones móviles médicas para mejorar la atención de la salud y proporcionar a los consumidores y profesionales de la salud valiosa información sanitarla rápidamente», «insta a los fabricantes, proveedores de salud y otras personas para mantener el equilibrio entre la promoción de la innovación y garantizar la seguridad y eficacia s OF garantizar la seguridad y eficacia sanitaria», y asume «la responsabilidad de la salud pública para supervisar la eguridad y la eficacia de un pequeño subconjunto de las aplicaciones móviles de salud que presentan un riesgo potencial para los pacientes si no funcionan como se pretende» Estos antecedentes condujeron a la publicación de las Recomendaciones para el uso de aplicaciones móviles, publicadas en julio de 2011, y que se pueden descargar a través de Internet5. En España, las administraciones públicas se han pronunciado poco al respecto salvo la Agencia de Calidad Sanitarla de Andalucía, que está diseñando un manual de buenas prácticas para determinar su calidad y velar por la seguridad de os distintos usuarios, y que en el momento de redactar este artículo está en elaboración. Como hemos visto hasta ahora, las aplicaciones móviles se pueden dividir en 2 grandes grupos: dirigidas al profesional sanitario (ayuda directa en la consulta o formación) y dirigidas a los pacientes (educación sanitaria).

Para el primer grupo de aplicaciones, los principales requisitos de seguridad son verlficar los cálculos de las aplicaciones de cálculo médico y los algoritmos que generan la ayuda al diagnóstico, y para el segundo grupo de aplicaciones, que los consejos sanitarios ofrecidos sean de calidad decuada, con contenidos veraces y sin que existan conflictos de intereses entre el consejo dado y la empresa elaboradora del contenido. Debido a la rápida evolución constante en el número de estas aplicaciones, se corre el riesgo de que en el intervalo 6 OF evolución constante en el número de de tiempo existente entre la redacción de este artículo y su publicaclón hayan aparecido nuevas aplicaciones. Aplicaciones no sanitarias con posibles usos en salud Una de las principales herramientas de los sanitarios, sobre todo en atención primaria, es la comunicación con nuestros pacientes. Existen numerosas herramientas de comunicación que no son estrictamente sanitarias pero que se podrían utilizar en este contexto.

Fundamentalmente, nos referimos a todas las aplicaciones que pueden establecer canales de comunicación entre el profesional sanitario y el paciente. Existen innumerables aplicaciones de este tipo, pero destacamos: WhatsApp (comunicación a través de mensajes de texto cortos), Tango (texto y audio/videoconferencia), Viber (texto y audio/videoconferencia) y Skype (audio/ videoconferencia). Las 4 aplicaciones, y sobre todo la primera y la última, están entre las más descargadas en todas las tiendas de plicaciones, y posiblemente WhatsApp sea una de las más descargadas de forma global. Su uso en salud no está recomendado por 2 razones fundamentales: 1) Aunque no cuestan dinero, no son gratuitas.

Nada hay gratuito en Internet. No está claro el modelo de negocio de ninguna de las empresas desarrolladoras, y nadie nos asegura que no esté obteniendo datos personales del emisor y/o receptor del mensaje, o del propio mensaje, vulnerando la Ley General de Protección de Datos de Carácter Personal. 2) Los datos no van cifrados, por lo que su uso dentro de redes inalámbricas hace muy sencilla la intercepción de los ensajes a través de prog de pirateo de info muy sencilla la intercepción de los mensajes a través de programas básicos de pirateo de información, de forma que las conversaciones pueden ser interceptadas y almacenadas por terceras personas.

Dentro de las aplicaciones generales que tienen potenciales usos en salud se encuentran los lectores de código QR. Los códigos QR (fig. 1) son estructuras bidimensionales en cuadro que codifican información de manera similar a como lo hace un código de barras. Estos códigos pueden enlazarnos con una dirección de correo electrónico, una página web o una aplicación eterminada. Su uso está muy extendido en publicidad y marketing, y cada vez son más los anuncios en medios tradicionales no digitales que los llevan impresos para acceder a información complementaria a través de nuestros dispositivos móviles. Los lectores de código QR son programas que podemos instalar en nuestros terminales que utilizan la lente de la cá- Figura 1 . Código QR.

Estructuras bidimensionales en cuadro que pueden enlazarnos con una dirección de correo electrónico, una página web o una aplicación determinada. mara fotográfica integrada en el teléfono para «leer» este código y levarnos de forma automática a la información a la cual enlaza. Las propuestas para uso sanitario son múltiples6: 1) Información en los cartonajes de los medicamentos (acciones e interacciones farmacológicas con material didáctico multimedia para los pacientes). 2) Información en la hoja de tratamiento de los pacientes (información personalizada dlrigida tanto al paciente como a otros compañeros en caso de que el paciente se traslade). ) Información en productos de alimentación (composición, contenido calórico, conservantes y colorant Información en productos de alimentación (composición, ontenido calórico, conservantes y colorantes, posibilidad o consejos de consumo en personas con ciertas enfermedades). dirigidas a los profesionales Las aplicaciones en salud dirigidas a los profesionales sanitarios se pueden dividir en 2 grandes grupos: aplicaciones para la formación y formación continuada y aplicaciones para uso en consulta (tabla 1). Aplicaciones para la formación y formación continuada Libros La mayoría de los libros y tratados de medicina y enfermería tienen una versión digital que se puede descargar en los terFMC. 615 TABLA 1 .

Principales aplicaciones dirigidas a profesionales anitarios Aplicaciones para formación y formación La mayor parte de los libros sanitarios tienen versón para tableta y teléfono digital Revistas científicas, búsquedas bibliográficas y otros textos Buscadores en la base de la mejor opción para la lectura durante bastante tiempo. Las versiones no son gratuitas, pero el precio es mucho menor que las ediciones en papel de estos libros. La mayoría de estas versiones disponen de elementos multimedia que favorecen el aprendizaje. Revistas científicas, búsquedas bibliográficas y otros textos La mayoría de las principales revistas médicas disponen de na o varias aplicaciones móviles: BMJ (British Medical Journal) con más de 7 aplicaciones diferentes y NEJM (New England Journal of Medicine) son posiblemente las revistas sanitarias con mayor presencia. Nos ofrecen material publicado en sus respectivos espacios digitales adaptados a los teléfonos y tabletas.

Existen diferentes buscadores en la base de datos PubMed (PubSearch, PubMed on Tap, PubMed Library, PubMed in hand o Instant PubMed) con los que podemos hacer búsquedas directamente desde nuestros teléfonos o tabletas (desde gratis en versiones reducidas o de prueba hasta 7,99 euros). Dentro de esta sección, destacamos la app GuiaSalud (gratuita tanto para iPhone/iPad como Android), a través de la cual podemos acceder a texto completo de 21 Guías de Práctica Clínica elaboradas por el Sistema Nacional de Salud y acceso a toda su presencia en redes sociales (Twitter, YouTube, Delicio. us y Slide). Aplicaciones para uso en consulta En este capítulo, destacamos todas las calculadoras médicas que pueden ir aisladas o en colecciones que se pueden más o 616 FMC. 2012,190 menos personalizar y aplicaciones sobre actividades preventivas en consulta. Calculadoras médicas Existen numerosas calcula s como calculadoras para