Análisis quimicofisico e la leche

Nombre: Jaime Javier García Calderón Estabilización y evaporación Hay retos especiales en la conversión de la leche entera de líquida a polvo. Puesto que la leche entera contiene grasa, primero se debe estabilizar para evitar la oxidación y el deterioro. Cuando la leche bronca llega a una planta de procesamiento, se divide primero en crema y leche descremada. Los líquidos se pasteurizan entre 72 y 120 grados Celsius durante 4 a 16 segundos y enfriadas por debajo de 50 grados Celsius.

Cuanto mayor es la temperatura que la planta procesadora e leche utiliza, menos segundos requiere. La pasteurización estabiliza las grasas y ahora puede recibir su posterior procesamiento. Para la leche en polvo entera, parte de la crema regresa a la leche desnatada para aumentar el contenido de grasa de nuevo a la normalidad. En el producto final, el contenido de grasa oscila entre el 26 y el 30 por ciento. El siguiente paso para la leche entera y desnatada en polvo es la evaporación.

La leche pasteurizada se hierve en un sistema cerrado que la envía a través de una serie de tubos hasta que ierda suficiente agua para llevar los sólidos hasta un 45 a 52 por ciento del peso total. Antes de que comenzara el proceso de evaporación, la leche entera contenía 13 por ciento de materiale Swige to Wen next page materiales sólidos y la leche desnatada en torno al 9 por ciento de sólidos. Producción de leche en polvo La leche en polvo o leche deshidratada se obtiene mediante la deshidratación de leche pasteurizada.

Este proceso se lleva a cabo en torres especiales de atomización, en donde el agua que ontiene la leche es evaporada, obteniendo un polvo de color blanco amarillento que conserva las propiedades naturales de la leche. Para beberla, el polvo debe disolverse en agua potable. Este producto es de gran importancia ya que, a diferencia de la leche fluida, no precisa ser conservada en frío y por lo tanto su vida útil es más prolongada. Presenta ventajas como ser de menor coste y de ser mucho más fácil de almacenar.

A pesar de poseer las propiedades de la leche natural, nunca tiene el ismo sabor de la leche fresca. Se puede encontrar en tres clases básicas: entera, semi-descremada y descremada. Además puede o no estar fortificada con vitaminas Ay D. La leche en polvo contiene un elevado contenido en calcio. Así por 100 gr. de leche entera en polvo se obtienen 909 mg de calcio frente a los 118 mg que se obtienen por la misma cantidad de leche entera. Solamente ciertos quesos superan estas tasas tan elevadas de calcio, como el Emmental 1180 mg o el Parmesano rallado 1027 mg.