Amadís De Gaula

Amadís De Gaula gy ShadcIis24 ctenpanR 15, 2016 2 pagos Al Darioleta ver que los reposteros sacaban la cama del rey Garinter fue a contárselo a Elisena. -Amiga -le dice Elisena-, creo que esto que al presente parece yerro, será algún servicio de Dios. La gran alegría que siento me quita completamente el juicio, decidme pues, qué debo hacer. Cuando todos en el palacio dormían, Elisena y Drioleta salieron a la huerta, elisena se encontraba nerviosa.

Cuando ambas llegaron a la cámara de Perion, éste se encontraba dormido. Y soñaba que alguien entraba a su cámara y le metía las manos en l costado hasta sacarle el corazón, para luego lanzarlo al rio. Y él le preguntaba la razón por la cual le hacían esto, y le contestaban que no pasaba nada, que aún poseía otro corazón que también le sería arrebatado, aunque así no quisiera. Luego de este sueño Perión despierta nervioso se comenzó a santiguar.

Cuando siente pasos en la cá una traición. Y Dariol escudo, temiendo ora to View nut*ge -Señor, dejad vuestra rmas defensa. El rey al contemplar tras son poca y espada al suelo, luego se cubre con su manto y toma a Elisena, su señora, Swlpe to vlew next page señora, en sus brazos. Drioleta cogió la espada de Perión en señal de la promesa que éste había hecho, y luego salió de la cámara.

El rey ve a Elisena, y a la poca luz de tres hachas que ardían en la cámara, le pareció que ella reunía toda la hermosura del mundo. Perión permaneció diez días más en el palacio, y en éste tiempo decidió, forzando su voluntad, y al llanto de Elisena, regresar a su tierra. Después de ser despedido por el rey Garinter y la reina, quiso ceñir su espada, pero no la encontró, Y aunque la apreciaba mucho, por ser hermosa, y buena, decidió no preguntar por ella y ólo mandó a buscar otra espada con su escudero…

Antes de partir a su tierra, el rey Perión habla con Darioleta, y esta le recuerda incesantemente cuales son las condlciones en las que deja a su señora, Elisena, la cual se sentía muy sola, al saber que él regresaría a su tierra. Y Perión le responde a Darioleta: – la encomiendo, como a mi propio corazón, para que cuides de ella. Y sacando un precioso anillo de su dedo, igual a dos más que traía, se lo entregó a Darioleta para que ella se lo hiciese llegar a Elisena, para que ésta lo llevase por su amor.