131010 Panama Analisis de la seguridad interna y externa Anuario 2013

Amaris Prettel, Alberto Camacho de Casanova, Aracelly Análisis de la seguridad interna y externa en Panamá su posición con respecto a la seguridad regional -situación de la seguridad pública- Insumo al grupo de trabajo en seguridad regional de la FES en América Central (versión borrador 131010 para el Anuario 201 3) Contenido Resumen ejecutivo . l. SEGURIDAD INTER 4 PACE 1 to View nut*ge Estrategias gubernamentales Seguridad ciudadana, deserción escolar y pandillerismo Poltica de prevención Justicia, seguridad y género 10 Pobreza, economía y política social . 14 II. POLITICA EXTERIOR Y . 16 III.

SEGURIDAD Y GOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA — 20 IV. POSICIÓN GEOPOLÍTICA EN LA SEGURIDAD REGIONAL . .. 21 V. PERSPECTIVAS PARA EL FUTURO INMEDIATO . . 22 BIBLIOGRAFIA . 23 2 Resumen ejecutivo Diversos han sido los factores que influyen a que se redefina la políticas de seguridad en América Latina. Aunque las amenazas no son dirigidas a nuestros países, los planes de seguridad interna y externa deben ser concatenados a la política internacional. La atención por el cumplimiento de estos compromisos disminuye la capacidad de los países para concentrarse en los problemas internos tales como el crimen rganizado y el pandillerismo.

La recuperación de la democracia en Panamá, luego de la caída de las Fuerzas de Defensa dio inlcio a importantes cambio en la estructura constltucional y política del país con la finalidad que se garantizara la paz y tranquilidad de todos los panameños. La seguridad interna de los países está siendo afectad uencia común, el 33 narcotráfico y el crimen or fortalecer a las Fuerzas Públicas, de forma tal que sean competitivos al accionar de los grupos organizados. La seguridad ciudadana se ve afectada por crecimiento de la delincuencia.

La población exige mas control y represión. El efecto del narcotráfico se apodera de las calles, la violencia afecta la paz comunitaria. Las pandillas se apoderan del país, son como un cáncer, invadiendo los puntos más recónditos de la geografía nacional. La fusión de estos grupos delincuenciales con el crimen organizado genera olas de violencia, principalmente en la ciudad capital. La educación está siendo afectada por la deserción escolar. La mayoría de los jóvenes abandonan las aulas de clase para ingresar a las pandillas.

La falta de unas Politicas Criminal, debilita la efectividad de las Polticas Públicas, aunado a la falta de consultas los distintos sectores sociales. Por otra parte cada día se hace más dificil el acceso a la justica, la mora judicial y la falta de presupuesto va en contra de los derechos que tienen las personas a ser tratado con equidad. Actualmente Panamá cuenta con dos sistemas de justica el inquisitivo y el acusatorio que está afectando la igualdad, y violando los derechos humanos con que tienen que ser tratado los panameños.

El país no tiene problema fronterizo, su seguridad en ambas fronteras han sido aumentada, debido a las inversiones millonarias que se han hecho en los últimos cuatro año en el sector seguridad. Se ha recuperado espacio geográfico y el trabajo bilateral entre ambos países ha permitido la efectividad del trabajo coordinado las fronteras. fronteras. La politica extenory la poltica pública, deben ser consistentes con el paradigma estratégico y las exigencias de la seguridad nacional, que va enfocado a la reducción de los factores de riesgo y la promoción de un ambiente internacional de cooperación y seguridad.

En cuanto a la política internacional, se está ante una nueva amenaza, la comunidad está muy tensa al enfrentarnos a una posible guerra con Siria y la continuidad del conflicto con países Islámicos. De concretarse estaríamos frente a un nuevo orden de seguridad lo que conlleva a una redefinición su política de seguridad y defensa en la geopolítica internacional para lo que hay que estar preparado. l.

SEGURIDAD INTERNA Después de la Invasión norteamericana a panamá, el 20 de diciembre de 1989, el gobierno decide abolir, constitucionalmente, las Fuerzas Militares, dejando la seguridad interna bajo la responsabilidad de una estructura policial, con el fin de brindar protección a la vida, honra y bienes de los nacionales y extranjeros, bajo la jurisdicción territorial; así como, prevenir los echos delictivos y conservar el orden público, con una mirada reconciliadora y democrática.

En democracia, los Presidentes subsiguientes desarrollaron sus propias agendas de trabajo. Entre una de las más importantes se encuentra: la adopción de los Fundamentos de la Pol’ 4 33 Panameña de Seguridad, e ; en donde por primera Mientras se adoptaba este fundamento político, con mucho orgullo, el territorio en su totalidad era para todos los panameños. Paralelamente, el país pasaba por momentos difíciles en cuanto a problemas de criminalidad.

En el año 2003, las estadísticas reflejaban un aumento n los hechos delictivos, lo que obligó a la señora presidenta Mireya Moscoso, a implementar, cuatro meses antes de terminar su mandato, la operación «mano dura». Esta acción fue un paliativo momentáneo, pues tal operación no fue acompañada por un plan integral de prevención e intervención sostenible en el tiempo, ocasionando que la criminalidad aumentara nuevamente.

Para el año 2008, la situación estaba fuera de control, los ciudadanos se sentían inseguros en sus propios barrios, las tensiones por el problema delictivo azotaban a la ciudadanía, llevándolos a un estado de desesperación, al extremo de realizar anifestaciones en las calles, que exigían más protección. La situación fue tan delicada que de un año a otro, se duplicó el número de asesinatos, llegando a registrarse en el año 2009, un índice de 22. 82% por cada cien mil habitantes. La problemática no sólo era de Panamá, sino generalizada, las estadísticas de la región a s 3 demostraban.

En ese mo ces de homicidios eran altas tasas delictivas. Para tal fin, el gobierno del presidente Martin Torrijos, crea el Vice Ministerio de Seguridad, y se contemplan cambios en la normativa legal en los estamentos de seguridad. Se separa la Dirección de Investigación Judicial del Ministerio Público, para adherirlo a la Policía Nacional. Esta decisión gubernamental trajo opiniones encontradas a nivel político. Se consideraba que el cambio facilitaba a la Policía Nacional a que pudiera manipular los expedientes cuando así lo solicitara el ejecutivo.

A pesar de los debates públicos, el traslado se hace efectivo el 27 de diciembre de 2007, mediante Ley NO 69. Posteriormente, se fusiona el Servicio Aéreo Nacional y Servicio Mar[timo, mediante Decreto Ley NO 7 de 20 de agosto de 2008, como una sola Institución Policial, adscrita al Ministerio e Gobierno y Justicia, y se le da competencia al Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT), mediante Decreto Ley N e 8 de 20 de agosto de 2008, como una Institución policial especializada en el ámbito fronterizo.

En aquel momento, los ataques y amenazas eran constantes por parte de grupos subversivos de Colombia, a la población darienita; lo que obligó al gobierno del presidente Martin Torrijos a fortalecer las fuerzas especiales, en caso de una provocación. La estrategia del gobierno, fue hasta entonces, de no enfrentamientos; más bien, se replegaban de las áreas evitar provocaciones. Se e [mites de patrullale a la taques a comunidades.

Otra acción gubernamental fue crear un programa que atendiera la problemática juvenll a nivel de gobiernos locales; como parte de la política pública, nace el Programa de Seguridad Integral con financiamiento del BID, a un costo de US$ 25 millones… Con dicho programa, por primera vez, la seguridad ciudadana sale del exclusivo ámbito policial y es abordado desde una perspectiva de política social, de carácter integral y multisectorial; ya que está destinado a la prevención y control de la crmnalldad.

Al posesionarse en el poder, el gobierno del presidente Ricardo Martinelli, se decide trazar na estrategia de seguridad agresiva, que consistía en reforzar y fortalecer los estamentos de seguridad. El paso de la droga se daba en puntos específicos de la geografía nacional, de allí que se desarrolla el programa tierra adentro, que consistía en visitar y atender los lugares más lejanos del país.

Según el ministro de seguridad pública José Raúl Mulino, era urgente poner presencia policial en puntos estratégicos. Los caminos y trochas descubiertos por donde pasaban las drogas eran innumerables, para ello se fortaleció el Programa Preventivo de Seguridad Integral, con la finalidad de capacitar y equipar a todos os estamentos de seguridad para hacerle frente a la criminalidad. uno de los puntos de la estrategia, era la creación del Ministerio de Seguridad.

Esta decisión la toma el Consejo de Gabinete como urgencia notoria 6 que la decisión de llevar a cabo los cambios en el sector seguridad, debería ser acompañada de los recursos necesarios, si se quería bajar los altos indlces de criminalidad. El esfuerzo durante este qulnquenio para bajar los índices delictivos, no ha sido fácil; aún no se ha logrado bajar los robos a mano armada y hurtos. Los homicidios no cesan, a pesar que ha presentado una tendencia descendente; ara el año 2012, se registró una tasa de homicidios de 17. 56% por cada cien mil habitantes.

En el año 2012, se adopta por primera vez la Estrategia de Seguridad Ciudadana, dlrigido a la atención sistemática del problema de la inseguridad ciudadana en Panamá. Se busca invertir en prevención, disminuir los índices de homicidios, disminuir la violencia juvenil y modernizar los centros carcelarios. El lanzamiento de esta estrategia, fue sorpresa de muchos. La sociedad civil reclama no haber participado ni ser consultados. La implementación inicia en el año 2014, con una inversión de US$ 37 millones, como parte e los aportes de la Unión Europea.

Seguridad ciudadana, deserción escolar y pandillerismo En recientes encuestas de opinión, llevadas a cabo por los medios de comunicación, el problema de la seguridad ocupa el tercer lugar de importancia para los panameños, después de 7 8 3 la canasta básica V el tran dadanos exigen mayor las pandillas, que se ha convertido en uno de los problemas más seno que tiene el presente gobierno. Se presenta un crecimiento alarmante de estos grupos, con participación de niños y jóvenes que abandonan las aulas escolares para ingresar a este mundo de violencia.

En el año 2009, el número de pandillas registradas por la Dirección de Investigación Policial eran de 250, sin embargo, pareciera ser que estos grupos cada día son menores, al registrarse 200 para el año 2013. Según investigaciones realizada por el Observatorio de Violencia del Sistema Nacional Integrado de Estadísticas Criminales, esto se debe a la fusión de grupos pequeños con pandillas más grandes y mejor estructurados. Las pandillas se extienden por todo el pa[s, la lucha por obtener y defender el territorio cobra muchas vidas y es de preocupación.

Existen comunidades enteras en donde los jóvenes no asisten al colegio. Estos jóvenes en riesgo, probablemente son reclutados para formar parte de grupos organizados. La pugna por controlar el mercado de las drogas, destinado al consumo de la población panameña, se agudiza. A diario, son asesinados jóvenes, cuyas edades oscilan entre 15-29 años, sobre todo en la ciudad capta’; solamente en el aho 2012, fueron aseslnados 364 jóvenes. Los expertos hablan de la vinculación de los grupos de pandillas con organizaciones internacionales.

Se conoce, n organizado les paga Nacional, dado que consideran que los salanos ofrecidos son muy bajos para los que ellos reciben, producto de la actividad ilícita. Están reclutando mujeres para que se dediquen a actividades delictivas como: robos, sicariatos, transporte de droga y demás. Ha crecido el ingreso de ellas al Centro Femenino en los últimos años, principalmente por delito contra la salud pública. A pesar de las medidas empleadas por los estamentos de seguridad, Panamá sigue teniendo un ingreso importante de droga.

En los últimos cuatro años se han decomisado, aproximadamente, 400 toneladas de cocaína. 8 Las estadísticas sólo reflejan los casos denunciados, sin embargo, existe una cifra negra desconocida. Los narcotraficantes, insisten en pasar mercancía de ualquier forma y a cualquier precio. Por causa de la violencia armada, la población se siente insegura; las pandillas y bandas constituyen una realidad dentro del primer radio de actividad del crimen organizado.

Representa una fuente de mano de obra con alta disponibilidad para ejecutar actividades violentas, algunas de éstas terminan formando parte del esquema de la organización criminal. Mucho se ha invertido, por lo tanto, es necesario que el Estado evalúe la inversión versus resultados, y solamente se podrá determinar mediante la implementación de una encuesta de victimización. Politica de prevención